CONTEXTUALIZACION DE LA DIDÁCTICA EN EL DISEÑO EDUCATIVO

Diana Patricia Ospina P.
Docente U. de A.
Licencia

Para precisar el lugar y el papel que cumple la didáctica dentro del proceso educativo, es indispensable aclarar tanto el alcance del concepto de didáctica como el de educación y pedagogía, ya que el proceso didáctico no se puede ver al margen de estos conceptos.

Educación

La educación como actividad social es un hecho cultural, una acción continua, conciente, inconciente o intuitiva, de la cual es responsable la sociedad en su conjunto (familia, iglesia, medios de comunicación, grupos y organizaciones sociales e instituciones educativas). Así pues, las instituciones educativas se encargan de sistematizar y ordenar la práctica educativa para que los sujetos durante una etapa de su vida, de manera específica e intencional, adquieran los saberes necesarios para integrase posteriormente como miembros eficientes de la sociedad.

Pedagogía

La reflexión sobre el sentido de la educación constituye la pedagogía, considerada hoy como una disciplina científica que es a la vez teórica y práctica. La práctica educativa puede ser intuitiva, pero la práctica pedagógica no.

El objeto de la pedagogía es la formación del ser humano. Constituye por tanto la forma consciente de educar para unos fines y se materializa a través de la práctica docente en las actividades de enseñanza y exige de una conciencia reflexiva que implica el dominio de un saber sitematizado, su historia, su evolución y su relación con otros campos y disciplinas y por otra parte, tematizar ese saber lo cual permite dilucidar el por qué formar a los sujetos, el cómo formarlos, qué métodos y procedimientos se deben utilizar, hacia dónde conducirlos y cómo dar cuenta de esa labor formativa. En este sentido la Universidad de Antioquia es una institución educativa con una función social, una visión y una misión plasmada en su Plan de desarrollo, que busca formar ciudadanos idóneos, ética y científicamente preparados, y comprometidos con la transformación de las problemáticas de nuestra sociedad, lo que hace necesario que nosotros como docentes universitarios logremos trascender este medio como un mero instrumento de tansmisión pasiva del conocimiento.

Didáctica

La didáctica es el saber que orienta los métodos, las estrategias y las formas de trabajo. Está ligada a la naturaleza y estructura de las disciplinas objeto de la enseñanza, e implica el dominio de ese saber que se va a enseñar para decidir qué es lo que es enseñable de ese saber; por ello se especializa como didáctica de las disciplinas y saberes formativos (didáctica de las ciencias, de las matemáticas, de las lenguas, de la escritura, etc.) y es por esto que existen tantas didácticas como saberes. Esta función de convertir en enseñable el conocimento comprende la reflexión sobre los métodos, las actividades y los materiales que el profesor decide utilizar para ilustrar los conceptos, explicar las nociones y hacer demostraciones a los estudiantes.

En este sentido el diseño educativo es una actividad que hace parte de nuestra práctica pedagógica dentro de la Universidad de Antioquia, y precisa de nosotros como docentes que tengamos claridad -o trabajemos por tenerla- respecto a:

A partir de esta información se pueden determinar:

Para concluir, podríamos decir que aprender a reflexionar pedagógicamente es una condición necesaria para realizar un diseño educativo y esto implica claridad por parte del docente respecto a:

¿Qué se enseña?

Transformar el saber en objeto de enseñanza, es decir, lo enseñable de los contenidos de esa disciplina y con ellos determinar el tipo de saber a desarrollar:

Conceptual: Es el que permite explicar, comunicar, contar a otros verbalmente y por escrito, hechos, datos, principios y comprensiones sobre el objeto de conocimiento.

Práctico: Es el que permite seguir una secuencia organizada, establecer las etapas de un porcedimiento, repetirlo de manera reflexiva, hacer variaciones y resolver problemas similares en situaciones nuevas.

Crítico: Mediante el cual se puede tomar distancia de los hechos, valorarlos, apreciarlos como importantes para su vida y desarrollar actitudes favorables para el aprendizaje.

¿A quién se enseña?
Es decir el conocimiento que tiene de los estudiantes, de los procesos de desarrollo, del ambiente social, cultural y afectivo; de cómo estos factores inciden en los comportamientos y en los aprendizajes, de sus intereses, sus gustos y necesidades.
¿Para qué se enseña?
Esto permite dilucidar cuáles son los contenidos de las asignaturas que contribuyen al desarrollo integral de los estudiantes, a su formación como ciudadanos, y a su vez determinar si en realidad vale la pena enseñar todo lo que enseña. La reflexión sobre esta pregunta le ayuda a identificar las competencias que debe suscitar y fortalecer en sus estudiantes, así como a ser selectivo de los temas y contenidos que desarrolla en su enseñanza.

¿Cómo se enseña?

¿Cómo se
aprende?

Estas dos dimensiones de la práctica pedagógica no tienen sentido la una sin la otra. El enseñar del maestro y el aprender del estudiante permite la interdependencia como centro del proceso educativo.
El cómo se enseña tiene que ver precisamente con la didáctica. De la respuesta a esta pregunta surgen las didácticas generales y las didácticas específicas, y con ellas el conocimiento sobre las formas que emplea para enseñar, las estrategias que utiliza, los instrumentos y los medios que facilitan las formas de trabajo. La pregunta acerca de cómo aprende el estudiante conceptos complejos como el de la vida, el átomo, la célula, el ambiente, entre otros, orientan la práctica educativa tornádola en pedagógica y hacen que la práctica docente esté encaminada a facilitar la aproximación de éstos al objeto del conocimiento.

Vemos cómo la didáctica dentro del diseño educativo es la materialización de una reflexión sobre los métodos y procedimientos de enseñanza, pero es importante enfatizar que esta práctica debe estar inscrita dentro de una propuesta pedagógica definida.

Las estrategias didácticas constituyen una mediación entre las ciencias y la pedagogía, deben partir de un proyecto y romper con las prácticas repetitivas que le han servido de modelo. Dentro del diseño de materiales educativos es preciso saber claramente dentro de qué estrategia didáctica estarán inscritos. Así mismos las actividades deben considerararse como acciones globales e integrales ya que no son actividades sueltas sino que representan un conjunto de acciones ordenadas y articuladas dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje. Éstas permiten organizar totalmente un curso o bien utilizarse para trabajar en temas específicos dentro de los contenidos del mismo.

Referencias
- Vargas, Martha; Pérez, Mauricio; Saravia, Luis Miguel. Materiales educativos: Conceptos en construcción. Bogotá: Convenio Andrés Bello, 2001.

- Mallart, Juan. Didáctica: concepto, objeto y finalidad. 2000

- Florez, Rafael. Hacia una pedagogía del conocimiento. Santa Fe de Bogotá: McGRAW_HILL. 2000