De las prácticas educativas tradicionales a las prácticas educativas innovadoras.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación -TIC- han ido incorporándose gradualmente en la vida cotidiana de las personas creando un nuevo escenario para el pensamiento, el aprendizaje y la comunicación, cambiando la naturaleza de las herramientas disponibles para actuar y expresarse, propiciando la creación de una cultura digital que supone la reestructuración de lo que entendemos por conocimientos, de las fuentes y los criterios de verdad, y de los sujetos autorizados y reconocidos como productores del conocimiento. (Dussel, 2011).

El uso de las TIC han contribuido a la construcción, transferencia y conservación de conocimientos y a facilitar algunas experiencias de las personas, Pérez (2012. p. 61) destaca, en este sentido, los siguientes aportes de las tecnologías:

Plataforma Aprende en línea
Figura 1. Aportes de las tecnologías

Nota.Este nuevo escenario social en donde las TIC juegan un papel fundamental plantea retos ineludibles al sistema educativo, a las instituciones de educación, al currículum, a los procesos de enseñanza y aprendizaje y, por supuesto, a los profesores.

Entre algunos de los retos que se identifican se encuentran según UNESCO (2013):

Plataforma Aprende en línea
Figura 2. Algunos retos del sistema educativo al usar TIC

La UNESCO (2013) también reconoce que se vienen realizando acciones para asumir estos retos, sin embargo, concluye que:

La experiencia de incorporación de tecnologías en los sistemas educativos de América Latina y el Caribe en los últimos veinte años ha mostrado poco efecto en la calidad de la educación. Parte de ello se explica porque la lógica de incorporación ha sido la de la “importación”, introduciendo en las instituciones de educación dispositivos, cables y programas computacionales, sin claridad previa acerca de cuáles son los objetivos pedagógicos que se persiguen, qué estrategias son las apropiadas para alcanzarlos y, sólo entonces, con qué tecnologías podremos apoyar su logro. El resultado es que las tecnologías terminan ocupando un lugar marginal en las prácticas educativas, las que siguen siendo relativamente las mismas que había antes de la inversión. (p.6)

Recuerde que...

La integración de las TIC al proceso de enseñanza y aprendizaje, exige plantear estrategias didácticas y pedagógicas diferentes o complementarias, a las que se realizan actualmente en los procesos de formación presencial, con el fin de crear escenarios educativos que propicien o fortalezcan en los estudiantes la capacidad para analizar, hacer críticas constructivas, resolver problemas, tomar decisiones, actuar con sentido ético y trabajar colaborativamente.

El uso de TIC en el proceso de formación pone en evidencia la definición de nuevos roles, especialmente, para los estudiantes y profesores.

Plataforma Aprende en línea
Figura 3. Nuevos roles del profesor y el estudiante.
Recuerde que...

En este documento, las prácticas educativas innovadoras son entendidas como aquellas prácticas que hacen uso de las TIC para propiciar un aprendizaje significativo y no para re-crear las prácticas de la modalidad presencial, también porque al llevarlas a cabo contribuyen al mejoramiento del proceso de enseñanza y aprendizaje, y son apropiadas como una nueva práctica social por los estudiantes y los profesores. Es posible afirmar que las prácticas educativas que usan TIC presentan características para ser catalogadas como una propuesta innovadora, dado que contribuyen a mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje y tienen un impacto sobre las personas que intervienen en el proceso. Adicionalmente, podrían clasificarse como una innovación incremental, teniendo en cuenta que contribuye a mejorar la calidad de la educación con la incorporación de cambios que buscan aumentar el rendimiento y las funcionalidades del mismo, generando nuevas formas en la organización del conocimiento y en la forma de trabajo.

Acorde a lo anterior, el concepto de práctica educativa innovadora no debe asociarse únicamente al uso de las TIC en los procesos educativos, sino también, a las transformaciones que se generen en la enseñanza, el aprendizaje y en la apropiación del conocimiento por parte de los estudiantes. La innovación debe concebirse como una cultura de transformación y mejora continua.

No es sólo la inclusión de TIC en la enseñanza lo que le da el carácter innovador, la innovación educativa debe verse desde una perspectiva mucho más amplia e integral, donde la combinación de los medios tecnológicos adecuados y un diseño didáctico basado en las necesidades específicas de aprendizaje de acuerdo al contexto, será lo que caracteriza la práctica educativa que responda a las demandas de la sociedad del conocimiento (p. 7).González (2008)

La Red Innovemos de la UNESCO (2008), pone a los docentes como principales protagonistas y autores de las prácticas educativas innovadoras, por ello para hacer cambios profundos y duraderos, es fundamental que tengan sentido para ellos, es decir, que respondan a sus preocupaciones y necesidades. También, afirma que las prácticas dependen de diversos factores.

Plataforma Aprende en línea
Figura 4. Factores de los que depende las prácticas.

Además, señala que en la actualidad, la mayoría de los enfoques sobre innovación educativa coinciden en que no existe un único modelo innovador, sino múltiples innovaciones culturalmente determinadas.

La UNESCO (2013, P. 34) propone seis elementos fundamentales a tener en cuenta para la construcción de una práctica educativa innovadora:


Personalización

Las prácticas deben fortalecer los aprendizajes de cada estudiante, reconociendo sus diferentes contextos, intereses, características y gustos, de tal manera que sea posible desarrollar en cada uno de ellos su máximo potencial. Es necesario poner a los estudiantes en el centro del proceso de aprendizaje, de manera que él sea el protagonista de la búsqueda, la construcción y la comunicación del conocimiento, esto implica contar con un nuevo papel de los docentes, más como mediadores, facilitadores y arquitectos de itinerarios formativos para el desarrollo de nuevas experiencias educativas.

Foco en los resultados de aprendizaje

El objetivo de la práctica debe ser producir mejores resultados de aprendizaje en los estudiantes, ya no consiste en adquirir y memorizar un conjunto de contenidos predefinidos, sino en saber crear, gestionar y comunicar el conocimiento en colaboración con otros.

Ampliación de los tiempos y espacios para el aprendizaje

Las prácticas deben contribuir en superar los límites del espacio y el tiempo, para ofrecer a cada estudiante experiencias educativas disponibles en cualquier momento y lugar mediante la creación de redes sociales de conocimiento. Esta ampliación ofrece oportunidades complementarias al trabajo presencial, pero y propiciar la autonomía con el conocimiento a partir de los propios intereses.

Nuevas experiencias de aprendizaje

Deben facilitar el desarrollo de nuevas experiencias de aprendizaje, mediante la incorporación de nuevas lógicas, nuevas estrategias y nuevos recursos educativos, los cuales faciliten el desarrollo de planes individuales de aprendizaje, el trabajo colaborativo con otros mediante grupos de trabajo e interés, y el trabajo en el aula y la escuela.

Construcción colaborativa de conocimiento

El descubrimiento y el desarrollo de nuevo aprendizaje se enriquece cuando es trabajado con otros. La perspectiva y la diversidad que aporta el trabajo compartido permite a los estudiantes no sólo mejorar los resultados de su acción, sino además profundizar en su saber y convicciones. Las prácticas educativas innovadoras deben conectar mejor la experiencia de aprendizaje con la vida de la comunidad, donde el estudiante y la escuela estén insertos, creando instancias para el aprendizaje permanente y a lo largo de la vida de cada miembro.

Gestión del conocimiento basada en evidencia

El desarrollo de un nuevo paradigma educativo requiere que los sistemas educativos y cada uno de sus actores desarrollen una importante habilidad para registrar, entender y utilizar los datos que estos sistemas producen, de modo tal que apoyen la toma de decisiones a todo nivel, y con evidencia disponible. Aprovechar las bondades de las TIC para hacer seguimiento a los estudiantes permite reconocer patrones y estilos, ritmos y perfiles, que podrán apoyar enormemente en el desarrollo de sistemas educativos más eficientes.

Al analizar los elementos anteriores es posible encontrar como en cada uno de ellos, las TIC constituyen un medio importante para alcanzar con mayor eficiencia y calidad sus logros, y así construir entre todos una práctica educativa innovadora.

Plataforma Aprende en línea
Figura 5. Conclusiones.

Referencias