Didáctica y TIC


Enseñar implica despertar en el otro el gusto por aprender La didáctica asociada al campo de la educación tiene sus orígenes en 1562 con Comenio, que define el sentido esencial de enseñar como: “enseñar de un modo cierto, de tal manera que no pueda menos de obtenerse resultado. Enseñar rápidamente, sin molestia ni tedio alguno para el que enseña y para el que aprende, antes por el contrario, con el mayor atractivo y agrado para ambos.” (Litwin, 1997, p. 35).


Según Litwin, la didáctica estudia la teoría acerca de las prácticas de la enseñanza, es parte del currículo, y comprende aspectos relacionados con los procesos educativos tales como: principios, métodos, procedimientos, y técnicas aplicables en toda acción educadora sistemática. Litwin (1997), distingue dos momentos en el desarrollo histórico de la didáctica como disciplina encargada del análisis y las transformaciones en las prácticas de enseñanza, a saber:

Momentos en el desarrollo de la didactica
Figura 1. Momentos en el desarrollo de la didáctica

Por tanto para que el acto educativo sea significativo, se requieren ambientes diseñados para el diálogo y la comunicación como valores preponderantes en las prácticas de enseñanza y aprendizaje; Litwin (1997), afirma: “las buenas propuestas de enseñanza implican tratamientos metodológicos que superen, en el marco de cada disciplina, los patrones del mal entendimiento, esto es, malas comprensiones en el marco particular de cada campo disciplinar.” (p. 197), se trata de buscar las mejores maneras para enseñar cada contenido llevado al aula y articular la buena enseñanza con la enseñanza comprensiva, de modo que se contribuya a un aprendizaje, activo, reflexivo y crítico.

Tenga en cuenta que...

La didáctica tiene como propósito establecer elementos orientadores que permitan debatir los procesos que subyacen en el conjunto de los sistemas educativos, más aún cuando lo que se busca es alcanzar premisas como:

(Díaz-Barriga, 2009)

Los avances de la ciencia y de la tecnología en los procesos de cambio e innovación, conducen a modificaciones de carácter social, político y educativo, donde los mecanismos de transmisión y acceso a la información adoptan nuevas formas y exigen del ser humano una respuesta crítica, es por ello que las llamadas revoluciones educativas proponen nuevos retos, que necesitan ser abordados desde propuestas educativas.

Al respecto Díaz-Barriga,(2009) afirma:
(…) ante el cúmulo de información que se genera actualmente, el ser humano tiene que desarrollar su capacidad analítica, claridad conceptual y capacidad de admiración a fin de discernir la información para poder construir sus razones en la era de la multiplicidad de razones, la llamada era de la posmodernidad, la era en la cual es indispensable discernir sobre la información pertinente, adecuada y novedosa, que no necesariamente es la más reciente (p. 91).

De acuerdo con lo anterior, es importante, plantear propuestas que incorporen el uso de herramientas tecnológicas desde una visión enriquecedora y encaminada a mejorar los procesos educativos

Se requiere un análisis riguroso, tanto didáctico como técnico de las Tecnologías de la información y comunicación -TIC-, que permita dimensionar las posibilidades que ofrecen para ser integradas a los planteamientos didácticos de orden general, de lo contrario puede ocurrir que como herramientas adquieran un valor superior al que les corresponde en el campo de la didáctica

El valor pedagógico y didáctico de los medios emerge del contexto metodológico en el que se utilizan, más que de las cualidades o posibilidades intrínsecas que tienen; es el contexto el que realmente les da un valor y deja ver las posibilidades técnicas para lograr objetivos educativos, de tal forma que una herramienta tecnológica puede tener una función didáctica diferente en una u otra situación, valor que difiere de si se usa como fuente para la enseñanza y el aprendizaje o como recurso de apoyo.

Vale la pena analizar y valorar las transformaciones que los medios han aportado al mundo educativo, entre los que se mencionan:

Transformaciones que los medios han aportado al mundo educativo
Figura 2. Transformaciones que los medios han aportado al mundo educativo

Fandos, Jiménez y González (2002), plantean:
(..) la incorporación de las TIC como mediadoras del proceso de aprendizaje nos lleva a valorar y a reflexionar sobre su eficacia en la enseñanza. La didáctica se ha constituido como el ámbito de organización de las reglas para hacer que la enseñanza sea eficaz. Quizás sea esa una de las razones de asimilación con el "cómo" de la enseñanza, cuestión que ha llevado al solapamiento de ésta con la cuestión metodológica, un aspecto de la didáctica que ha sido escasamente abordado en los últimos años. (p. 29).

La relación TIC y didáctica reflejada en las prácticas de enseñanza y aprendizaje, constituyen una instancia que va más allá de lo instrumental, estas se deben articular con aspectos conceptuales y metodológicos, por cuanto la educación es una fuente generadora de interrogantes que conlleva a la construcción de propuestas, a la interpretación y a la ejecución de acciones para la resolución de problemas. Por otro lado, la práctica aporta conocimientos pertinentes que dan respuesta a planteamientos e interrogantes a partir de la confrontación de ideas, el debate y la puesta en común de conocimientos.

Es importante entonces dar relevancia a la reflexión que en la actualidad se está presentando en torno a la relación didáctica y TIC, puesto que, es un tema que hace parte de los problemas y cuestionamientos presentados en el ámbito educativo y más aún cuando las TIC hacen una fuerte presencia en la escuela.

Flórez (2005), plantea que las tecnologías generan retos para los sistemas educativos, sin que sean patrimonio de ningún modelo pedagógico, estas deben ser aprovechadas en las prácticas de enseñanza según sus propias condiciones y limitaciones conceptuales, hecho que se lleva a cabo sin que los modelos pedagógicos sufran ningún cambio.

Pero aun así, “las herramientas digitales no son pedagógicamente neutrales, se caracterizan por rasgos específicos que pueden afectar o potenciar la enseñanza real” (p. 334). Estos rasgos se refieren a:

Rasgos especificos de las herramientas digitales
Figura 3. Rasgos especificos de las herramientas digitales

Estas ventajas se verían reflejadas en la práctica siempre y cuando los usos asignados a las TIC sean pedagógicos y partan de unos principios constructivistas como los presentados a continuación:

Principios constructivistas
Figura 4. Principios constructivistas

Del mismo modo, Brunner (citado en Flórez, 2005), resalta los cambios más importantes de la educación a partir la convergencia con las TIC, lo que ha causado una revolución educativa para el siglo XXI, a saber: rápido acceso, inestabilidad y expansión del conocimiento; la escuela y el maestro deja de ser el canal principal de acceso al conocimiento, revalorización de los conocimientos que se enseñan en la escuela, de modo que se desarrollen competencias para una “sociedad del conocimiento”; revaluación de la enseñanza y el aprendizaje a partir de modelos pedagógicos nuevos que incluyan el uso reflexionado y didáctico de las herramientas tecnológicas; articulación de la formación del ser humano con los ámbitos locales y globales; y la formación de seres humanos con habilidades para la autoformación y la interacción.

En los planteamientos de Flórez y de Bruner Citado en Flórez (2005), se resalta significativamente el desarrollo del pensamiento como medio para la construcción del conocimiento “sobre todo aprender a pensar autónomamente, producir significados, y crear nuevos modelos para la solución de problemas propios de cada disciplina” (Flórez, 2005, p. 344), son temas importantes inherentes a la educación.

Para reflexionar

Mirar la escuela como un espacio para el pensamiento reflexivo, es conducir a los docentes, estudiantes y comunidad implicada a pensar críticamente, a asumir realidades que dan sentido al pensamiento y a las experiencias individuales como aportes para la construcción conjunta del conocimiento. Por lo tanto, la escuela requiere ambientes diseñados para el diálogo y la comunicación como valores preponderantes en las prácticas de enseñanza y aprendizaje.

Cuadrado y Fernández (2009), y Tulodziecki, (2008) , plantean que el uso de TIC en la enseñanza debe centrarse en métodos activos y reflexivos, mediante los cuales se reconozca la riqueza de las tecnologías para el diseño y la creación de entornos de aprendizaje. Por tanto, es preciso tener en cuenta principios didácticos, constructivistas y de la teoría de la cognición, a saber:

Los entornos de aprendizaje diseñados partiendo de los principios mencionados se distinguen de los entornos tradicionales, en tanto parten de una perspectiva constructivista, con una visión diferente del aprendizaje centrado en la construcción del conocimiento en lugar de la transmisión, en el desarrollo de competencias en lugar de la información declarativa y en el intercambio social en lugar del aprendizaje individual.

Desde este punto de vista, el aprendizaje es eficaz cuando se basa en aspectos como:

Aspectos aprendizaje eficaz
Figura 5. Aspectos aprendizaje eficaz

Referencias bibliográficas