Gestionando el conocimiento desde la educación


En la década de los 90, los avances en ciencia y tecnología, generaron una mayor competencia entre las organizaciones, usuarios cada vez más exigentes hicieron que éstas se vieran forzadas a incorporar servicios basados en conocimiento y productos diferenciadores con capacidad de innovación. A partir de allí el conocimiento comienza a ser valorado como activo intangible, lo cual implicó darle la misma atención a los activos tangibles. Esto último llevó a la necesidad de gestionar el conocimiento para obtener mayores ventajas competitivas (Quinn 2002).
Druker (1995) afirmó que la experiencia y el conocimiento en el trabajo, son más importantes que las habilidades físicas, habló de un nuevo tipo de trabajo -knowledge worker-, denominado en español como trabajador del conocimiento, donde los individuos se consideran recursos dentro de las organizaciones, si llevamos este concepto al contexto educativo, los docentes y los estudiantes son “trabajadores” del conocimiento y por esto lo producen, lo modifican y lo transforman.

La gestión del conocimiento es cada vez más una función integral de cualquier organización, donde se incluyen a las universidades y demás instituciones educativas. Desde hace siglos las universidades son las principales productoras de conocimiento, por lo tanto se hace necesario aprovechar este capital y así lograr un mayor impacto en la formación académica, en la extensión, en la investigación, en el desarrollo tecnológico y en la innovación.

Para tener en cuenta

En este artículo se abordarán algunos elementos generales del conocimiento, y su gestión; se dará una mirada desde el ámbito educativo considerando la institución educativa como una organización que aprende, analizando el modelo de aprendizaje organizacional y las fases de la espiral del conocimiento de Nonaka y Takeuchi (1995). Por último se presenta un acercamiento a la influencia de las tecnologías de la información y la comunicación en la forma como se gestiona el conocimiento en la educación, y se expondrán algunas herramientas web 2.0 que han facilitado la gestión del conocimiento.

Una aproximación a los conceptos: conocimiento y gestión del conocimiento

La gestión del conocimiento es una función integral de cualquier organización, y las instituciones de educación superior no son la excepción para los procesos de formación y los procesos de investigación.

Definiciones

En el contexto educativo, las universidades aparecen como las principales generadoras de conocimiento, por lo que tienen el reto y la responsabilidad de hacer una gestión efectiva y eficaz del mismo, donde el conocimiento que allí se produzca, haga parte activa de la sociedad, al traer consigo adelantos en ciencia, tecnología e innovación, un ejemplo de esto, está planteado en el tema estratégico 1, “Desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación” del plan de desarrollo de la Universidad de Antioquia 2006-2016, en el que se proyecta llevar un conocimiento socialmente útil, desde la investigación, y el ejercicio docente articulados con la sociedad.

La gestión del conocimiento en el ámbito educativo

Desde sus comienzos, la gestión del conocimiento ha pasado por diferentes etapas, a continuación se describen cada una de ellas (Minakata, 2009).

Etapas de la gestión del conocimiento

Importante

En lo concerniente al ámbito educativo, la cuarta etapa de la gestión del conocimiento busca que las tecnologías de la información y la comunicación intervengan en los procesos en los que se crea y se transforma el conocimiento, pasando del saber de las personas a un conocimiento grupal, para luego alinearlo con la organización (Echeverría 1999). Desde esta perspectiva se mira a las universidades como organizaciones que aprenden, es decir, que se convierten en espacios donde se estimula la interacción, el aprendizaje y la innovación.

Minakata Arceo (2009) propone un modelo de aprendizaje organizacional para la gestión del conocimiento, involucrando actores personales, grupales y los relaciona con el desempeño y la producción, y en el que todos los procesos tienen como plataforma las tecnologías de la información y la comunicación. En el modelo se pueden identificar varios elementos importantes, en los que se consideran el análisis, el diseño y la intervención de los procesos de gestión del conocimiento Figura 1.

Pase el mouse sobre un concepto para ampliar información
Gestión del conocimiento basada en un modelo de aprendizaje organizacional
Figura 1. Modelo de aprendizaje organizacional para la gestión del conocimiento. (fuente: elaborado por el programa Aprende en línea, basado Minakata Arceo 2009).

Los procesos de este modelo pueden servir para el análisis y diseño de proyectos que se den al interior de las instituciones educativas. Para ello Minakata (2009) propone tres distinciones importantes:

Es importante ahondar un poco en la tercera distinción propuesta por Minakata Arceo, donde se relaciona el conocimiento tácito hacia un conocimiento explícito, puesto que es una de las principales características que dan origen a la gestión del conocimiento tanto para el aprendizaje organizacional como para los procesos de enseñanza-aprendizaje, en la figura 2, se observan las etapas por las que atraviesa la conversión del conocimiento según Nonaka y Takeuchi (1995)

Tenga en cuenta que:

La conversión del conocimiento tácito a un conocimiento explícito se produce a través de fases; la primera de ellas se da a través de la socialización, en esta primera fase se comparten experiencias, puede ser por medio de la observación, imitación y práctica; en la fase de interiorización se asimila el conocimiento a través del aprendizaje y la puesta en práctica para que la comunidad los valide; luego en la fase de exteriorización se transmite el conocimiento a través del lenguaje y mediante modelos para entender los conceptos; por último en la fase de combinación, se intercambian conocimientos procedentes de distintas fuentes entre la comunidad, produciendo conocimiento nuevo que al mismo tiempo puede ser interiorizado.

Pase el mouse sobre un concepto para ampliar información
Espiral de procesos del conocimiento
Figura 2. Espiral de procesos de conversión del conocimiento. (fuente: elaborado por el programa Aprende en línea, basado en Nonaka y takeuchi 1995).

Para tener en cuenta

Tanto en el modelo de aprendizaje organizacional para la gestión del conocimiento de Minakata (2009), como en la espiral de procesos de conversión del conocimiento de Nonaka y Takeuchi (1995), tienen como finalidad convertir el conocimiento en aprendizaje para la comunidad. Según el modelo de Minakata Arceo las tecnologías de la información y la comunicación son el principal apoyo de la gestión del conocimiento, al analizar esto desde el contexto educativo, se entiende que las TIC facilitan la elaboración de modelos mentales, e instrumentos que ayuden al fortalecimiento del aprendizaje.

El rol de las TIC en la colaboración y la gestión del conocimiento

El papel de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación, ha cambiado la manera en que se transfiere, se emplea, se consulta, se adquiere y se gestiona el conocimiento, a través de la digitalización de documentos, sonidos, imágenes, con facilidades de acceso, almacenamiento en la nube, plataformas web, aplicaciones móviles, y redes que trabajan en forma coordinada, esto ha generado un cambio desde lo pedagógico y lo metodológico, trayendo consigo un impacto en los procesos de transferencia de conocimiento y colaboración (Michaelides y Kehoe, 2007).

Las TIC abren una gama de posibilidades y aplicaciones al mundo educativo, haciendo que los docentes tengan la necesidad y la tarea de utilizar las herramientas que ofrecen en busca del diseño de nuevas estrategias para los procesos de enseñanza y de aprendizaje.

Existen un sin número de herramientas TIC que pueden ser mediadoras de la gestión del conocimiento en la educación, en la tabla 1 se describen algunas tecnologías de colaboración de la web 2.0 mencionadas por Bafoutsou y Mentzas (2002), se dan algunos ejemplos de ellas que constituyen herramientas de uso libre y se indica su posible uso educativo.

Algunas tecnologías de colaboración de la web 2.0
Conclusión

Referencias bibliográficas