Para la generación de Google: ¿Por qué un taller sobre Búsquedas Avanzadas?


Para nadie es un secreto que desde el nacimiento de Google en 1998, cambió radicalmente la forma de buscar información en la Web. Si bien los objetivos de sus fundadores (Sergei Brin y Larry Page) era facilitar la localización de cualquier tipo de material digital de una manera simple y rápida, su eficacia se ve limitada por la capacidad de sus usuarios para establecer estrategias que permitan alcanzar dichos objetivos. Por otra parte el descomunal crecimiento y la mutación permanente de la Web, aumenta sobremanera el esfuerzo que debemos realizar para localizar cualquier tipo de información.

Desafortunadamente no toda la información alojada en Internet está disponible para el usuario. Una cantidad importante está localizada en sitios denominados :

Plataforma Aprende en línea

Pero el problema no radica únicamente en el tamaño de la Web o en las restricciones de acceso. En investigaciones para la UNESCO, Horton (2007), Catts y Lau (2008) han mostrado el bajo nivel de “alfabetismo informacional” (Information literacy) que presenta un alto porcentaje de la población mundial (incluyendo maestros y personas con alta formación académica). Por lo tanto, los docentes universitarios debemos desarrollar estrategias de búsqueda, tanto en el “Internet cerrado” como en el “Internet abierto”.

Google y otros motores de búsqueda como Yahoo, Exalead, Ask, etc., han desarrollado diferentes herramientas que optimizan la localización de cualquier tipo de material, sea éste: páginas web (Google Web, videos, Google Videos o Youtube), animaciones, archivos en diferentes formatos (Excel, Word, pdf, etc), imágenes (Google Imágenes), patentes (Google Patents) o artículos (“papers”).


Por su parte, Google Scholar, compite con numerosas herramientas más sofisticadas y bastante costosas que adquieren las Universidades. Existen tutoriales en línea, sitios oficiales, el “help” de los motores, blogs y un número significativo de libros, que han tratado de orientar a los usuarios comunes y corrientes y a los “investigadores profesionales” en la optimización de sus búsquedas en la web [1].


Tenga en cuenta que...

Si revisamos algunos tutoriales, podremos darnos cuenta de que utilizando estrategias y operadores muy simples, mejorará enormemente la calidad de la información que recuperamos. El uso de los operadores booleanos (AND, OR y ANDNOT), combinados con otros como el site:, ext:, allin*, etc., son la entrada para que el usuario sea quien controle los resultados, y no por el contrario, que sea el motor quien “maneje” los resultados.

El apropiar estrategias de búsqueda como las anteriormente descritas, es necesario pero no suficiente, porque desafortunadamente existe otro gran problema, la “infoxicación” (intoxicación crónica provocada por la cantidad de información que descargamos y almacenamos en cada dispositivo que nos permita conectarnos a la web, como PCs, Tabletas, Teléfonos y TVs). Esto plantea dos llamados de atención al usuario: cómo evaluamos la información recuperada (criterios de valor y de credibilidad), y algo aún más importante, cómo la almacenamos y recuperamos para su uso final.

El tamaño de la Web y la dispersión de los recursos que esto provoca, ha obligado a que aparezcan, afortunadamente para nosotros, textos específicos en áreas generales para investigadores [2], o áreas de conocimiento específicos como la Química[3], la Medicina[4] o la Ingeniería[5]. No olvide que muchos de estos textos se vuelven obsoletos en poco tiempo, textos similares de hace 5 o más años ya tienen poco valor. En los aspectos de la valoración e interpretación de materiales, en especial de libros y artículos, han aparecido autores que han producido material que puede ser de mucha utilidad en la formación de nuestros estudiantes y profesores.

En los aspectos de la valoración e interpretación de materiales, en especial de libros y artículos, han aparecido autores[6] que han producido material que puede ser de mucha utilidad en la formación de nuestros estudiantes y profesores.

A medida que avanzamos, encontramos otros problemas asociados al manejo de la información, siendo el de la accesibilidad uno de los más preocupantes en este momento, no solo en lo referido al material de entretenimiento, como música, películas y software comercial de cualquier tipo, sino también a los artículos y libros producidos por los grandes emporios de la divulgación de material científico.

Nota. Hoy en día se puede afirmar, que mediante buenas estrategias de búsqueda, es posible descargar “legal o ilegalmente” gran cantidad de material. El apoyo de los hackers rusos (sci-hub y libgen, por ejemplo), el valor de la redes sociales, sobre todo de Facebook, y la posibilidad de crear decenas de perfiles, permiten conseguir en cuestión de minutos, documentos que llegan rápidamente al correo o al Inbox.

Esta situación se ha incrementado debido a los altos precios de los libros y el costoso acceso a las bases de datos, así como al déficit presupuestal de las universidades del tercer mundo, las cuales no cuentan con la cantidad ideal de recursos y herramientas.

¿Cómo realizar una revisión bibliográfica completa o cómo alentar a nuestros estudiantes a realizar un “estado del arte” sobre cualquier tópico, sin necesidad de acudir a descargas ilegales? Obviamente esta situación plantea “retos” sobre el uso final, el destino o la divulgación de todos los recursos bibliográficos.

Tenga en cuenta que...

En el caso particular de la información científica, publicada bajo la premisa de confiabilidad y credibilidad, desde algunos años ha caído un manto de gran preocupación: el plagio y el fraude. La casuística tanto internacional, como nacional y local es bastante y preocupante. El modelo de publicación está llegando a puntos de no retorno. En el taller que se propone dentro del curso Integración de TIC a la Docencia, siempre se incluye un archivo de casos, elaborado a partir de las experiencias de algunos profesores o casos encontrados en la Web. Valdría la pena divulgarlos en los semilleros de investigación, los clubes de revistas y en los cursos de Metodología de la investigación, con el fin de desmitificar el valor de los artículos (usualmente en formato pdf y en un idioma distinto al español), dado que nuestros estudiantes “creen” que la verdad y la ciencia están ahí y son incontrovertibles.

Todos estos aspectos hacen que exista dentro del curso Integración de TIC a la Docencia, un módulo dedicado a la búsqueda, consecución, evaluación y derechos de uso de todo tipo de materiales, los cuales pueden ser utilizados para soportar los procesos de enseñanza-aprendizaje de los cursos desarrollados por los docentes.

A Modo de Conclusión

Plataforma Aprende en línea

Bibliografía

1 Resalto la obsolescencia de muchos de estos textos, dado los cambios permanentes y la aparición o desaparición de herramientas debido a su bajo uso, como en el caso del operador - o el (Reading Level en Google). Sin pretender que sea una búsqueda exhaustiva y pecando por quedarme corto, menciono algunos de los autores que han trabajado sobre el tema en los últimos cinco años: Baker, D. (2007), Rumsey, S. (2008), Scheeren, W. (2011), Vaidhyanathan, S. (2011), MacLeod, D. (2012), Burns, C. & Barker, D., Barker, M., y Pinard, K. (2013), Sauers, M. (2014) y Mann, T. (2015).­(Ver referencias)

2 Schlein, A. (2004), Hock, R. (2010), Fink, A. (2014), Ortega, J. (2014) y DePoy, E. & Gitlin, L. (2015)

3 Bazler, J. (2003), Currano, J. & Roth, D. (2014) y McEwen, L. & Buntrock, R. (2014).

4 Strother, J., Ulijn. J., y Fazal, Z. (2012).

5 Shatkay, H. & Craven, M. (2012).

6 Bowers, D., Owens, D., y Bewick, B. (2014), Foong, Y. (2014), Himmele, P. & Himmele, W. (2014) y Liebowitz, J. (2015).