La complejidad que reviste la comunicación científica y el potencial que tiene como frente de acción para el bibliotecólogo, exige que se abra un espacio de estudio y discusión curricular para introducirse en el tema, dimensionar su alcance y preverlo como una oportunidad de ejercicio profesional, particularmente requerido por las instituciones de investigación (en especial las Universidades) y los responsables de las políticas de ciencia, tecnología e innovación, así como las agencias evaluadoras de la investigación. La asignatura hace énfasis en el rol del bibliotecólogo en el ámbito de la comunicación científica, a partir del reconocimiento del ciclo de transferencia de información científica, y el análisis del contexto de las políticas de ciencia, tecnología e innovación en el cual se desenvuelve. Con base en ello, introduce los temas de evaluación de la ciencia, los servicios de información para investigadores y el apoyo a la publicación científica en los cuales el profesional de la información cumple una función esencial.