LA EVOLUCIÓN DE LOS PRIMEROS PRIMATES

Texto de Natalia Acevedo y Javier Rosique basado en un resumen del capítulo 10 de Boyd R. y Silk J.B. (2001) "Cómo evolucionaron los humanos?". Ariel. Barcelona.

Los dos primeros tercios del Mesozoico estaban dominados por las Gimnospermas (árboles como pinos, sequoias y abetos), cuando Pangea se dividió durante el Cretáceo se dio una revolución en las plantas; aparecieron las Angiospermas (plantas con flor) que se extendieron y crearon un nuevo conjunto de nichos ecológicos para animales. Estas plantas dependían de algunos animales (insectos principalmente) para ser polinizadas y los atraían ofreciendo frutos nutritivos y de fácil digestión, los animales arbóreos que pudieran masticar y digerir estos frutos explotarían los nuevos nichos. Los Primates fueron  uno de los grupos taxonómicos que evolucionaron para tomar ventaja de esta oportunidad.

Se han encontrado fósiles de Plesiadapiformes, animales parecidos a las musarañas del período del Paleoceno (65-55 millones de años período cálido y húmedo), los dientes de estos animales sugieren que tenían un amplio rango de especializaciones en la dieta como ingestíon de insectos y semillas. Como sus dientes eran parecidos a los de los Primates y sus extremidades muestran adaptación a la vida arbórea fueron clasificados dentro del orden de los Primates, pero, no muestran ningun otro rasgo anatómico que se relacione con los Primates (por ejemplo, tenían garras en vez de uñas), por eso la mayoría de los paleontólogos piensa que los Plesiadapiformes eran un grupo relacionado con los Primates pero separado.

Del período Eoceno (55-34 millones de años período más húmedo y cálido, que el período Paleoceno), se han encontrado fósiles de verdaderos Primates (euprimates) y en estos se pueden ver los rasgos definitorios de los modernos primates por primera vez, manos prensibles con uñas, postura dominada por las patas traseras, cerebros grandes. Se clasifican en dos familias: Omomyidos (similares a los modernos Tarseros) y Adápidos (similares a los modernos Prosimios).

¿Por qué surgieron las características de los Primates? Se han dado diferentes teorías del porqué los rasgos que son diagnósticos de los Primates evolucionaron en los primeros miembros del Orden.

Teoría de la ocupación del nicho arbóreo: sugiere que el conjunto de rasgos de los Primates se desarrolló por ocupar un nicho arbóreo (por selección natural). El desplazamiento de los ojos hacia adelante de la cara (frontalización orbitaria) permitió una percepción profunda (visión estereoscópica o de la profundidad), rasgo esencial para animales arbóreos, el olfato se redujo porque un animal arbóreo requería más el sentido de la visión que del olfato, las manos y pies prénsiles eran para escalar y abrazar árboles, la necesidad de agilidad y coordinación dio el desarrollo de áreas en el cerebro que controlan el movimiento.

Los antropólogos están en desacuerdo sobre por qué la selección natural favoreció las características básicas de la morfología de los Primates. Matt Cartmill antropólogo de la universidad de Duke señala que muchos mamíferos arbóreos no tienen el conjunto de adaptaciones que caracterizan a los primates y pone el ejemplo de las ardillas, y así muestra que no es probable que la vida en los árboles favorezca el plan estructural del cuerpo de los Primates.

Teoría de la adaptación a un cambio de dieta: Robert Sussman de la universidad de Washington, dice que las características de los primeros primates reflejan un cambio en la dieta anterior a base de insectos a una dieta mixta, ya que se sabe que la aparición del Orden de los Primates coincidió con la aparición de plantas con flor. Los primeros primates podrían haber recolectado y obtenido flores y frutos en la penumbra del bosque nocturno, esto favorecio una buena visión, una coordinación mano-ojo, y manos y pies prénsiles.

Última modificación: Saturday, 30 de April de 2016, 11:53