LA EVOLUCIÓN DEL BIPEDISMO

Texto de Natalia Acevedo y Javier Rosique basado en un resumen del Capítulo 11 de Boyd R. y Silk J.B. (2001) "Cómo evolucionaron los humanos?". Ariel. Barcelona.

Desde Darwin, los evolucionistas han especulado sobre por qué la selección natural favoreció el bipedismo. Son cuatro las hipótesis más reconocidas

1. Por permitir una locomoción eficiente en el suelo.

2. Por mejorar la regulación de la temperatura corporal.

3. Por permitir la liberación de las manos.

4. Por mejorar la alimentación por recolección.

1. Por permitir una locomoción eficiente en el suelo. Esto parece poco probable, ya que existen muchas más especies cuadrúpedas que bípedas y los estudios sobre locomoción demuestran que los cuadrúpedos terrestres, como los caballos, se mueven de manera más eficiente que los humanos (alcanzan más velocidad en el suelo). Si el bipedismo es una forma de locomoción mejor, se esperaría que fuera mucho más común y que permitiera escapar de los depredadores cuadrúpedos a mayor velocidad que ellos. Peter Rodman y McHenry, de la Universidad de California, estudiaron la locomoción humana y la de los primates cuadrúpedos en el suelo y llegaron a la conclusión de que la locomoción bípeda y la cuadrúpeda son igual de eficientes, pero esto genera un interrogante entonces si la locomoción bípeda y la cuadrúpeda son igual de eficientes ¿por qué los humanos se convirtieron en bípedos cuando dejaron los árboles? Estos dos autores creen que la respuesta está relacionada con el tipo de cuadrupedalismo de los antepasados de los homínidos. Es decir, los antepasados de los simios terrestres eran cuadrúpedos arborícolas que se alimentaban en lo alto de las ramas, mientras que los ancestros de los homínidos eran braquiadores. La selección natural podría haber favorecido el cuadrupedalismo entre los descendientes de aquellos animales que se alimentaban por encima de las ramas y el bipedismo entre los descendientes de los braquiadores y así favoreció en cada caso la forma de locomoción terrestre que requería menos cambios anatómicos.

2. Por mejorar la regulación de la temperatura corporal. La postura erecta permitía a los homínidos mantenerse frescos. El calor es un problema grave en las sabanas abiertas bañadas por el sol respecto a la vida bajo la sombra de los bosques. Los simios modernos sólo se encuentran en las áreas forestales y los homínidos parece que se trasladaron a áreas más abiertas. Si un animal está activo en un espacio abierto en mitad del día, es porque posee un sistema para prevenir que su temperatura corporal suba demasiado, y también dispone de adaptaciones que mantienen la temperatura de la sangre del cerebro muy por debajo de la temperatura de la sangre del resto del cuerpo. Pero ésto, no está a disposición de los homínidos en su lugar los humanos han desarrollado un sistema que les permite refrescarse por evaporación, la sudoración. Peter Wheeler de la Universidad John Moores de Liverpool, dice que la postura erecta asociada a una locomoción bípeda ayuda a reducir el calor y disminuye la cantidad de agua necesaria para refrescarse mediante evaporación.

3. Por permitir la liberación de las manos. La locomoción bípeda deja las manos libres para transportar cosas. La habilidad para transportar cosas, es muy útil para los mamíferos, por ejemplo: transportar las crías sujetándolas con la boca (en gatos). De hecho, los cuadrúpedos no pueden transportar cosas con las manos sin que ello interfiera con su habilidad para caminar y trepar, es por eso que tiene que transportar las cosas con la boca; algunos simios del Viejo Mundo guardan grandes cantidades de comida en los abazones, que posteriormente mastican y guardan; otros primates deben comer el alimento cuando lo encuentran.

4. Por mejorar la alimentación por recolección. La postura bípeda permite recolectar fácilmente los frutos de los árboles bajos. Kevin Hunt, antropólogo de la Universidad de Indiana, argumenta que la anatomía de A. afarensis es adecuada para mantenerse en pie, pero no para caminar de pie eficientemente, cree, que la postura bípeda fue favorecida porque permite recolectar fácilmente los frutos de los árboles bajos que predominaban en los montes africanos, dos datos apoyan esta hipótesis:

1. Los chimpancés casi nunca caminan sobre dos patas, pero se mantienen en pie más tiempo mientras recogen frutos de los árboles. Al mantenerse en pie pueden usar las dos manos para recoger frutos y caminan arrastrando lo que les permite moverse de un fruto a otro sin tener que subir y bajar el peso del cuerpo.

2. Diversos caracteres anatómicos de A. afarensis le permiten mantenerse en pie pero no caminar sobre dos patas. También afirma que los rasgos de los hombros, las manos, y los pies que muchos creen adaptaciones para trepar a los árboles, son adaptaciones que le permitían colgarse de una sola mano mientras se sostenía de pie y se alimentaba con la otra.

Conclusión: cualquiera de las cuatro hipótesis puede ser correcta, y también el conjunto, es decir, la selección podría haber favorecido el bipedismo porque resultaba más eficiente que caminar sobre nudillos, al permitir a los primeros homínidos mantenerse frescos, transportar comida y herramientas de un sitio a otro y alimentarse más fácilmente. Una vez el bipedismo evolucionó, facilitó otras formas de comportamiento como el uso de herramientas.

Última modificación: Saturday, 30 de April de 2016, 11:53