Análisis volumétrico: titulaciones por retroceso

  • Mario Víctor Vázquez
  • Facultad de Ciencias Exactas y Naturales
  • Universidad de Antioquia

En algunas titulaciones el salto de pH que se produce en cercanía del punto equivalente es demasiado pequeño para obtener una buena respuesta del indicador. En otros casos, puede suceder que aunque la constante de equilibrio sea grande, la velocidad a la que ocurre la reacción no es lo suficientemente grande y podría conducir a un agregado en exceso de titulante. En todos estos casos es posible emplear un recurso experimental para poder realizar la valoración. Se añade un volumen en exceso perfectamente medido de un reactivo. De esta manera, se consigue que reaccione todo el analito y posteriormente se valora el exceso de reactivo.

Por ejemplo para conocer la concentración del ión bicarbonato (HCO3-) se sigue el siguiente procedimiento:

  1. se agrega un exceso conocido de NaOH a la solución

  2. se añade solución de BaCl2 para precipitar el carbonato formado en la reacción anterior

  3. por último se valora el OH- en exceso con solución de HCl como titulante

Esta última titulación presenta un gran salto de pH en cercanía del punto equivalente por lo que es adecuada para visualizar sin problemas el punto final.

Titulaciones por desplazamiento

En algunas reacciones de titulación puede suceder que el titulante cumpla con todos los requisitos exigidos, pero que no se disponga de un indicador adecuado, es el caso de la valoración de calcio con ácido etilendiaminotetra-acético (EDTA), una valoración complejométrica

Donde Y4- simboliza la sal del EDTA que actúa como valorante

Para evitar este problema, se hace reaccionar el analito con un complejo Mg-EDTA. Dado que el Ca2+ tiene mayor afinidad por el acomplejante, se producirá el desplazamiento de un metal por el otro

Posteriormente se valora el magnesio desplazado por el calcio en una titulación que no presenta dificultad para determinar el punto final.

De esta manera, el calcio es valorado indirectamente analizando el metal liberado por este.

Tituladores automáticos

Para realizar una titulación se requiere de relativamente pocos y sencillos instrumentos. Básicamente un recipiente donde se coloca el analito (elermeyer si se emplea indicador colorimétrico, o un vaso de precipitados si se emplea algún instrumento para determinar el punto final), y una bureta, es decir un tubo graduado de vidrio que permite añadir volúmenes variables pero conocidos de solución.

Cuando se requiere realizar valoraciones continuadamente como un análisis de rutina, es conveniente emplear los tituladores automáticos. Estos instrumentos constan de un sensor (electrodo) que controla una concentración en particular ([H+], [Cl-], etc.) y un dispensador que contiene al agente valorante. Una vez programado el instrumento, automáticamente ira haciendo pequeños agregados de valorante y midiendo la concentración de equilibrio. Una vez que se cumpla algún criterio pre-establecido (por ejemplo cuando la concentración medida en dos tiempos sucesivos no difiera mas allá de un determinado valor), el instrumento dará la "instrucción" para que se produzca el siguiente agregado. Luego de finalizada la titulación y a partir de los valores obtenidos en cada agregado, el equipo realiza el cálculo de concentración utilizando el valor correspondiente al punto equivalente.

Última modificación: Friday, 19 de June de 2015, 17:47