Documento sin título

ARTÍCULO ORIGINAL / ORIGINAL ARTICLE/ ARTIGO ORIGINAL

 

Validación de la escala ESTE para medir la soledad de la población adulta

ESTE scale validation to measure loneliness in adult population

Validação da escala ESTE para medir a solidão da população adulta

 

 

Jairo León Cardona Jiménez 1, María Mercedes Villamil Gallego 2, Eucaris Henao Villa 3, Ángela Quintero Echeverr 4

 

1 Nutricionista Dietista, Especialista en Educación para la Salud, Magister en Epidemiología. Profesor de la Corporación Universitaria Remington, Colombia. email: jairo.cardona@remington.edu.co.

2 Trabajadora social. Investigadora de la Corporación Universitaria Remington, Colombia. email: maria.villamil@remington.edu.co.

3 Psicóloga. Profesora de la Corporación Universitaria Remington, Colombia. email: eucaris.villa@remington.edu.co.

4 Psicóloga. Profesora de la Corporación Universitaria Remington, Colombia. email: angela.quintero@remington.edu.co.

 

Subvenciones: Este artículo es producto de la investigación Validación de la escala “ESTE” de soledad en la población adulta del municipio de Bello (Antioquia,Colombia) 2008 y que fue financiada por la Corporación Universitaria Remington.

Conflicto de intereses: ninguno a declarar.

Cómo citar este artículo: Cardona J, Villamil MM, Henao E, Quintero A. Validación de la escala “ESTE” de soledad en la población adulta. Invest Educ Enferm. 2010:28(3): 416-27

 


 

RESUMEN

Objetivo. Validar la escala de medición de la soledad ESTE en población adulta que asiste a los grupos de la tercera edad del municipio de Bello (Colombia). Metodología. Estudio descriptivo de corte transversal. Se evaluó su consistencia interna, reproducibilidad y comportamiento con variables sociodemográficas. La muestra estuvo conformada por 180 adultos de 55 o más años pertenecientes a 15 grupos de la tercera edad elegidos aleatoriamente de los 100 registrados en Bello a la fecha de realización del estudio. Resultados. El análisis factorial de los cuatro componentes principales de la escala explican el 55.9% de la varianza. Los factores que más varianza explican son: crisis de adaptación (17.2%), soledad conyugal (14.0%) y soledad social (13,9%). La soledad familiar fue el factor que menos explicó (10.9%). La confiabilidad de la escala Alfa de Cronbach de 0.9, siendo en cada uno de los factores superior a 0.7. La reproducibilidad test– retest medido por el coeficiente de correlación de Spearman fue 0.88. Conclusión. La validación de la escala ESTE indica que se puede utilizar como instrumento de medición de la soledad para la población adulta colombiana.

Palabras clave: estudios de validación; adulto; soledad.

 


 

ABSTRACT

Objective. To validate the loneliness measurement scale ESTE in adult population who assist to third age groups in Bello (Colombia). Methodology. Cross sectional descriptive study. Internal consistency, reproducibility and behavior were assessed using demographic variables. The sample consisted of 180 adults aged 55 or over belonging to 15 senior groups selected randomly from the 100 registered in Bello at the time of the study execution. Results. The factorial analysis of the scales’ four main components explained 55.9% of the variance. Factors that explain greater variance are: adaptation crisis (17.2%), marriage loneliness (14.0%), and social loneliness (13.9%). Family loneliness was the factor that less explained (10.9%). Cronbach Alfa scale reliability of 0.9, being in each of the factors above 0.7. The test-retest reproducibility measured by the Sperman correlation coefficient was 0.88. Conclusion. ESTE scale validation indicates that it can be used as an adult loneliness measurement instrument in Colombia’s adult population.

Key words: validation studies; adult; loneliness.

 


 

RESUMO

Objetivo. Validar a escala de medição da solidão ESTE em população adulta que assiste aos grupos da terceira idade do município de Bello (Colômbia). Metodologia. Estudo descritivo de corte transversal. Avaliou-se sua consistência interna, reprodutibilidade e comportamento com variáveis sócio-demográficas. A mostra esteve conformadas por 180 adultos de 55 ou mais anos pertencentes a 15 grupos da terceira idade eleitos aleatoriamente dos 100 registrados em Belo à data de realização do estudo. Resultados. A análise fatorial dos quatro componentes principais da escala explica o 55.9% da variância. Os fatores que mais variância explicam são: crise de adaptação (17.2%), solidão conjugal (14.0%) e solidão social (13,9%). A solidão familiar foi o fator que menos explicou (10.9%). A confiança da escala Alfa de Cronbach de 0.9, sendo em cada um dos fatores superior a 0.7. A reprodutibilidade teste–reteste medido pelo coeficiente de correlação de Spearman foi 0.88. Conclusão. A validação da escala ESTE indica que se pode utilizar como instrumento de medição da solidão para a população adulta colombiana.

Palavras chaves: estudos de validação; adult; solidão.

 


 

INTRODUCCIÓN

Un tema necesario de profundizar en la sociedad actual es el sentimiento de soledad por las repercusiones negativas que puede traer al individuo. Para diferentes autores, los conceptos de soledad varían: se describe como sentimiento de desagrado o de duda, un desencuentro entre lo deseado y lo vivido, la falta de intercambio con el otro, la falta de relaciones estrechas donde afloran otras sensaciones como tristeza, miedo, ansiedad, temor, nostalgia. La soledad puede ser una opción si se quiere reflexionar sobre sí, o una imposición que en la vejez se hace más difícil de sobrellevar.1

Generalmente, este sentimiento se ha mostrado como un aspecto negativo porque se entrelaza con eventos dolorosos, pérdidas y cambios que en muchas ocasiones llevan al individuo a aislarse y a no encontrarle sentido a su vida. En el adulto mayor se acentúa más esta soledad ya que se generan sentimientos de desamparo e indefensión, se da la pérdida de pareja, el abandono del hogar por parte de los hijos o la jubilación.2 Rubio y Aleixandre3 distinguen entre los conceptos de sentir y estar solo. Sentir la soledad lo relacionan con la ausencia, la tristeza, lo describen como un sentimiento interno y doloroso y el estar solo lo nombran como la carencia de compañía, tanto de contactos sociales como familiares.

Con respecto a los tipos de soledad, se han referido varios autores, así: soledad exterior e interior, la primera referida a lo que se vive en el entorno y la segunda a lo que se siente.4 Soledad emocional: cuando no se tiene compañía cercana, lo cual indica que los lazos familiares se rompen con el paso del tiempo.5 Soledad social: cuando no se tiene con quién compartir, ni sentido de pertenencia a un grupo.5 Soledad objetiva y subjetiva: objetiva cuando las relaciones que se establecen con otros son débiles, y subjetiva referida al sentirse solo.6 Esta última clasificación fue la que tomaron como referencia Ramona Rubio y Manuel Aleixandre7 para la construcción de la escala ESTE, la cual se basó en cuatro instrumentos que la literatura especializada consideraba como óptimos. Estos fueron: escala UCLA, compuesta por dos factores, “intimidad con otros y sociabilidad”; escala SELSA: conformada por tres subescalas la romántica, las relaciones con los amigos y con la familia; la escala ESLI, conformada por la escala de soledad emocional y la escala de soledad social; y además la escala de satisfacción vital de Philadelphia que se basa en el bienestar psicológico y la satisfacción personal.

Tales escalas se aplicaron junto con una serie de indicadores subjetivos a una muestra de 295 adultos mayores de 65 años y se tomaron tres indicadores: auto percepción del nivel de soledad, nivel de apoyo recibido e indicadores de satisfacción con los contactos sociales. En los resultados se mostraron altas correlaciones entre las escalas, lo que permitió concluir que todas estaban midiendo el mismo constructo (soledad). Esto llevó a los autores a construir una escala que reuniera los ítems comunes a las tres escalas anteriores, a la cual denominaron escala ESTE. El coeficiente de ésta fue de 0.92, con cuatro factores: soledad familiar, soledad conyugal, soledad social y crisis de adaptación o soledad existencial. Este instrumento se considera una herramienta que permite conocer los niveles de soledad en los adultos mayores;8 dicha escala actualmente está siendo validada en Chile y Puerto Rico.

La soledad familiar se refiere al vínculo que se tiene con la familia en la actualidad. En los primeros años de vida, el sistema familiar debe proporcionarle al niño seguridad y permitirle construir su identidad a través de las figuras parentales. Por ello, a lo largo del tiempo, la familia se convierte en un referente importante para las futuras construcciones que él establezca y constituye una fuente de apoyo. Para muchos autores la familia es un apoyo importante que les permite a los adultos mayores sentirse útiles.8

La soledad conyugal hace alusión a la relación que se tiene con una pareja afectiva. Las relaciones de pareja si bien atraviesan por conflictos permiten a la persona experimentar afecto, sentirse importante y acompañada. Las relaciones afectivas están enlazadas con los referentes que se tienen de la familia de origen, tanto de las vivencias que se percibieron en el subsistema conyugal como las vividas en el subsistema parentofilial.9

La soledad social se refiere al contacto que se tiene con otras personas. A lo largo del proceso de socialización, los seres humanos experimentan diversos tipos de relaciones con los amigos, las instituciones y otros; vínculos que les permiten fortalecer su identidad, cuestionar sus esquemas y en momentos, plantear cambios frente a su estilo de vida. Las relaciones con los otros constituyen una red social significativa que permite al individuo compartir ideas, sentirse importante, escuchado y con un lugar dentro de la sociedad. Las necesidades básicas sociales son: pertenencia a un grupo, integración en el grupo e identificación con él. Cuando posee poca destreza para crear relaciones con los otros se acrecienta el riesgo para la persona de estar sola.10

La crisis de adaptación se relaciona con la forma como el adulto mayor se percibe a sí mismo. La imagen que el individuo tiene de sí es su principal soporte para enfrentarse a las situaciones externas difíciles. Esta percepción está ligada con su autoestima, creencias y hábitos. Al atravesar el adulto mayor cambios biológicos, sociales, familiares, la forma como él se visualiza es la que le dará significado a éstos cambios y le proporcionará un lugar distinto. Los adultos mayores tienen herramientas diferentes para enfrentarse a momentos estresantes y aceptar su vivencia de acuerdo con su personalidad. Algunos adultos se apartan de sus responsabilidades sin problemas y siguen a gusto con su vida. Otros, por el contrario, disminuyen sus vínculos y sienten poco placer en su existencia; así mismo, existen casos donde los adultos a pesar de que no tienen altas responsabilidades o actividades, se sienten satisfechos con sus vivencias.11 Las diferencias interindividuales en el modo de afrontar las situaciones críticas muestran que la mayoría de los estilos y estrategias de afrontamiento se asocian con determinados estilos de personalidad.12

Particularmente en Colombia no se encontró ninguna investigación sobre la soledad en el adulto mayor. Por ende, el adaptar un instrumento que mida la soledad en nuestro contexto conduce a la obtención de una herramienta que identifique esa realidad que el adulto mayor experimenta y contribuir a que las administraciones municipales, los profesionales de las ciencias de la salud y los profesionales de las ciencias humanas puedan tener bases claras para diseñar estrategias acordes con la realidad y que generen un impacto significativo de la población en mención.

Este estudio buscó validar la escala ESTE de medición de la soledad en la población adulta no institucionalizada mayor de 55 y más años que asiste a los grupos de la tercera edad del municipio de Bello (Colombia).

 

METODOLOGíA

Se realizó un estudio descriptivo, de corte transversal, buscando validar la escala ESTE de soledad en el adulto. La muestra estuvo conformada por adultos de 55 y más años pertenecientes a 15 grupos de la tercera edad elegidos al azar, de los 100 registrados en el municipio de Bello en la fecha de realización del estudio.

Como criterios de inclusión se tomaron en cuenta la edad de 55 y más años, la no institucionalización, la capacidad mental para responder la encuesta y su aceptación para participar en el estudio. Se decidió tomar adultos desde los 55 años por la alta proporción de éstos en los grupos de la tercera edad donde se tomó la información.13 El tamaño muestral fue determinado por el número de Ítems incluidos en la escala ESTE, 34 en total, cinco por cada uno, por lo que fueron seleccionados 180 adultos.14 En el análisis se utilizaron los programas estadísticos EPI-INFO 2000, EPIDAT 3.0 y G-Stat 2.0.

Para el procedimiento de adaptación cultural se conformó un equipo de dos psicólogas, una trabajadora social y un epidemiólogo, todos con experiencia en trabajo con el adulto mayor y docentes de la Tecnología en Gerontología de la Corporación Universitaria Remington (CUR); igualmente se realizó una prueba piloto que permitió ajustar los ítems.

Proceso de adaptación del instrumento de soledad

Aprobación y revisión de la prueba. Se realizaron los contactos respectivos con los autores de la prueba para autorizar su validación en la ciudad. Además se tomaron como marco de referencia los artículos publicados por aquéllos para el análisis del instrumento y la conceptualización del mismo.

Adaptación cultural del instrumento. Inicialmente se entrevistó a un grupo de adultos pertenecientes a un programa de socialización de la CUR, para verificar si el instrumento era comprensible. De acuerdo con esto, se reemplazaron algunas palabras de las preguntas buscando mayor claridad.

Prueba piloto. La prueba adaptada se aplicó a un grupo de 15 adultos no institucionalizados.

Consideraciones éticas. Algunas de las preguntas de la encuesta tocan con la afectividad de las personas, por lo que se diseñó el consentimiento informado siguiendo lo dispuesto por la Resolución 8430 del Ministerio de Salud.15 En todo momento se respetó la privacidad de los adultos, se les informó de los objetivos del estudio y se les requirió para firmar el consentimiento informado.

Análisis estadístico. Se evaluó la consistencia interna a cada uno de los factores (soledad familiar, conyugal, social y crisis de adaptación) y global mediante el estadístico alfa de Cronbach y se consideró un resultado aceptable entre 0.7 y 0.9. El análisis factorial se llevó a cabo con el método de componentes principales con rotación Varimax, calculando inicialmente el índice de Káiser- Meyer-Olkin con el criterio que si era mayor de 0.7 sería válida la aplicación del análisis factorial, igualmente se calculó la prueba de esfericidad de Barlett. La evaluación test-retest se hizo a 30 adultos con un promedio de 25 días entre ambas mediciones, se obtuvo el coeficiente de correlación de Spearman para variables ordinales teniendo como coeficiente esperado a detectar 0.7, con un nivel de confianza del 95 %.15

Para la elección de los factores y los ítems que lo conforman, se consideraron los siguientes criterios: los factores debían tener un valor propio mayor que uno, cada ítem debía tener una carga factorial igual o mayor a 0.5, sí la frecuencia de una misma respuesta superaba el 85,0%, el ítem debía ser retirado del instrumento, los ítems debían tener congruencia conceptual con el factor en que se incluía y cada factor debía tener una confiabilidad mayor de 0.7.

 

RESULTADOS

El estudio se realizó en 2008 en el municipio de Bello (Colombia) y participaron inicialmente 200 personas. Como se descartaron las encuestas que tenían cinco o más preguntas sin responder, la muestra final fue de 180 adultos. El promedio de edad del grupo fue de 64.1±7.8 años, el 60.6% fue de sexo femenino. En el estado civil predominaron los adultos casados (54.5%), seguidos de los viudos (21.9%). Por nivel de escolaridad la mayor proporción de los adultos había cursado algún grado de primaria (56.1%), o había realizado estudios de nivel superior técnico, tecnológico o profesional (8.6%).

El estrato socio-económico 3 fue el más frecuente (56.8%), seguido por el 2 (31.6%) y el 1 (8.2%). El 46.0% de los participantes en el estudio convive con dos o tres personas, el 7.0% vive solo y el resto pertenecen a grupos familiares más amplios. El 60.5% recibe ingresos de alguna fuente, de éstos, el 53.0% afirma que no son suficientes para cubrir sus necesidades.

Adaptación cultural del instrumento. Con un grupo de 15 personas se hizo la evaluación de claridad del instrumento. De acuerdo con las sugerencias de este grupo, se cambió el orden de las preguntas buscando que no fuera necesario repetirlas varias veces, ya que después de una pregunta en sentido positivo, continuaba una en sentido negativo, asunto que generaba confusión en ellos. Por tanto, se decidió ubicar de la 1 a la 21 en sentido positivo y de la 22 a la 34, en sentido negativo. Igualmente se modificaron las opciones de respuesta procurando que el adulto las comprendiera con mayor precisión. Las opciones de respuesta en la escala original son: Totalmente de acuerdo, Parcialmente de acuerdo, Indiferente, Parcialmente en desacuerdo, Totalmente en desacuerdo. En la prueba modificada la valoración de las preguntas en sentido positivo fue la siguiente: Siempre (1), Muchas veces (2), Algunas veces (3), Rara vez (4) y Nunca (5). La valoración de las preguntas en sentido negativo quedó: Siempre (5), Muchas veces (4), Algunas veces (3), Rara vez (2) y Nunca (1). Estos cambios, los cuales pueden ser apreciados en la Tabla 1, fueron aprobados por los autores de la prueba original.

Consistencia Interna. Los factores obtuvieron los siguientes alfa de Cronbach: 0.82 en soledad familiar, 0.91 en soledad conyugal, 0.85 en soledad social y 0.89 en crisis de adaptación.

Reproducibilidad test-retest. Se evaluó aplicando el coeficiente de correlación de Spearman para variables ordinales16 donde todas las correlaciones estuvieron por encima de 0.7 y fueron significativas con valores de probabilidad menor a 0.001 (Tabla 2). Todos los ítems tuvieron una alta reproducibilidad excepto las preguntas “Me preocupo por mi familia” y “Podría contar con mis amigos si necesitara ayuda”; con una correlación de Spearman de 0.44 y 0.42 respectivamente.

En la Tabla 3 se muestra la consistencia interna y los items de la escala original y la adaptada, destacándose la poca variación de aquella entre ambas.

Análisis Factorial. Los cuatro componentes principales de la escala ESTE explican el 55.9% de la varianza. En la Tabla 4 se puede apreciar que los factores que más varianza explican son Crisis de adaptación (17.2%) y Soledad conyugal (14.0%).

En la Tabla 5 se puede apreciar la distribución de los ítems en cada factor. Se encontró que en las preguntas “Me preocupo por mi familia” y “Mi familia es importante para mí”, la respuesta “siempre” fue escogida en el 89.4 % y el 93.9 % respectivamente, lo que indica que ambas preguntas no están discriminando el nivel de soledad. Al parecer las preguntas son obvias en el contexto colombiano, diferente a lo que puede ocurrir en el contexto europeo, por tanto se recomienda sacar ambas del instrumento.

Otra pregunta problema fue “Mis amigos y familiares realmente me entienden”, ya que al hacer el análisis factorial por componentes principales, ésta no se ubica en ninguno de ellos, posiblemente por la estructura de la pregunta, pues alude a dos grupos: el grupo de amigos y el grupo familiar, por lo cual se recomienda retirarla del instrumento. El ítem “Tengo personas apreciadas cerca de mí” muestra una carga factorial menor de 0.50, por lo que igualmente se recomienda sacarla del cuestionario. Los ítems eliminados pertenecen todos al factor familiar.

En la factorización por componentes principales se encontró que existen diferencias con relación a la prueba ESTE realizada en España. El factor familiar, que en la prueba original contenía 14 ítems, quedó con cuatro ítems; se eliminaron cuatro, dos items se trasladaron al factor social: “Me encuentro a gusto con la gente” y “Tengo amigos a los que recurrir cuando necesito consejo”; al factor de crisis de adaptación se trasladaron cuatro: “Me siento solo”, “Me siento aislado”, “Me siento solo cuando estoy con mi familia” y “Siento que no le importo a nadie”, quedando el factor crisis de adaptación como el de mayor peso (con 13 ítems). El factor conyugal continuó como estaba en la prueba original (4 ítems).

El análisis factorial muestra que el factor de mayor peso para explicar el sentimiento de soledad en esta muestra fue el de crisis de adaptación, seguido de soledad conyugal, soledad social y soledad familiar respectivamente. Posiblemente esto se da porque en nuestro contexto el adulto visualiza más la soledad desde lo interno, desde lo personal donde, por momentos, los cambios le exigen ser diferente, asumir otro rol, tocándose con una cultura moderna que lo excluye y que en ocasiones lo hace sentir inútil.

Comportamiento de la prueba con las variables sociodemográficas de la población encuestada. Al analizar la prueba con 30 preguntas y cruzándolas con las variables socio-demográficas de la muestra se obtuvieron los resultados que se pueden apreciar en la Tabla 6.

Con respecto al estado civil, se encontraron diferencias significantes en el puntaje para los factores soledad familiar (superior en separados y solteros) y soledad conyugal (mayor en solteros y viudos).

Por estrato social, no hubo diferencias estadísticamente significativas en los puntajes de ninguno de los factores, en cambio por sexo sí las hubo en los factores de soledad conyugal (superior en mujeres) y en soledad social (mayor en hombres).

Cuando se analizó edad, se vio que únicamente en el factor de soledad conyugal había diferencia, teniendo el puntaje mayor el estrato de personas de 75 y más años. Por último, cuando se analizó escolaridad se encontraron diferencias significantes en los factores soledad conyugal (mayor en educación superior), soledad social (mayor en primaria) y en soledad familiar (superior en secundaria).

Teniendo en cuenta los puntajes totales, tan sólo se observaron diferencias estadísticamente significativas en las variables estado civil (mayor en solteros y viudos) y en escolaridad (mayor en educación secundaria y superior).

 

DISCUSIÓN

Mediante este estudio se realizó la validación y se midió la confiabilidad de la escala ESTE de soledad adaptada a la población colombiana y su comportamiento con variables sociodemográficas. El alfa de Cronbach de la escala total fue de 0.90, valor cercano a los resultados obtenidos en las pruebas realizadas en España (0.92).7 Las subescalas obtuvieron valores de alfa de Cronbach entre 0.82 y 0.89.

El factor soledad familiar en la escala original (alfa = 0.83) estaba compuesto por catorce ítems y en la escala validada estaba compuesto por cuatro ítems (alfa = 0.82), lo que refleja la congruencia entre ellas, pese a la diferencia en el número de ítems. La soledad conyugal permanece igual en ambas pruebas (alfa = 0.91) y con igual número de ítems. La soledad social en la escala original compuesta por siete ítems (alfa = 0.84), en la escala validada con un ítem más obtuvo un alfa de 0.85, aumentado el nivel de confiabilidad. La crisis de adaptación, que inicialmente estaba conformada por nueve ítems (alfa = 0.82), quedó con trece ítems incrementando el alfa a 0.89.

La escala ESTE muestra validez de constructo, puesto que las correlaciones de Spearman son inferiores al compararlas con los otros factores, lo que muestra que cada uno está midiendo un concepto de soledad diferente.

Al cruzar los factores de soledad familiar, conyugal, social y adaptación con las variables sociodemográficas se observa la coherencia de los resultados: la distribución del estado civil muestra la congruencia entre éste y el tipo de sentimiento de soledad experimentada conforme con lo reportado en otros países.17 La persona separada experimenta mayor soledad familiar posiblemente por los referentes culturales que tiene y porque su condición lo induce a tomar distancia de su familia; el soltero experimenta mayor soledad conyugal probablemente por los ideales que forja. Los casados y en unión libre experimentan mayor soledad social, lo cual puede explicarse porque dedican más tiempo a su pareja y familia, relegando este aspecto.

En cuanto a crisis de adaptación en los solteros y separados, los resultados se compaginan con la soledad familiar y con el total de la sumatoria de soledad, mostrándonos que este grupo poblacional es quien más la padece.

Al encontrarse en los estratos 1 y 2 mayor sentimiento de soledad en todos los factores, dicho hallazgo se relaciona con la bibliografía consultada en lo referente a que la mayor exigencia para sobrevivir disminuye la posibilidad de fortalecer los vínculos. Este punto concuerda con lo expresado por Alfageme Chao18 cuando enuncia que la pobreza está ligada a las condiciones de sobrevivencia. A los grupos de la tercera edad acuden en su mayoría mujeres, lo cual se relaciona al descomponer el estado de soledad social por sexo donde para el hombre la soledad social es alta comparado con la mujer. Aparentemente el “hombre sale más del hogar” pero al parecer sus círculos sociales son más cerrados. En la distribución por edades, se puede explicar el mayor sentimiento de soledad en las personas mayores de 75 años por el aumento de las pérdidas, la disminución de las capacidades físicas y el deterioro de las condiciones de salud. Estos resultados coinciden con los reportados por Liberalesso Neri19 en un estudio donde se definió el bienestar subjetivo en términos de calidad o virtud y de satisfacción global con la vida; y encuentra que el grupo de mayor edad obtuvo las medias más bajas.

En resumen la escala ESTE es un instrumento confiable para el estudio del sentimiento de soledad en el adulto mayor y puede ser de gran utilidad para conocer la realidad de los adultos. La escala ESTE muestra resultados congruentes entre los factores familiar, conyugal, social y crisis de adaptación con las variables sociodemográficas, además muestra buenas propiedades psicométricas en la población estudiada y se puede aplicar a los adultos alfabetos con cualquier grado de escolaridad.

La validación de la escala ESTE mostró una buena consistencia interna de los ítems medida por el alfa de Cronbach mostrando niveles altos, llegando a 0.90 para el total de la escala, al igual que su reproductibilidad medida con el coeficiente de correlación de Spearman 0.88. Al comparar los resultados de la escala adaptada con las variables sociodemográficas se observa que el instrumento marca diferencias en éstas, lo que permite afirmar que la escala sirve para profundizar en el conocimiento de este grupo poblacional.

Los autores de este estudio concluimos que el instrumento ESTE puede ser aplicado por profesionales de las ciencias sociales y humanas y profesionales del área de la salud con conocimiento de la escala. Se recomienda promover la aplicación del instrumento en programas de prevención y promoción dirigidos al adulto.

Limitaciones del estudio. El instrumento se validó en una muestra con alto grado de socialización. Se recomienda para estudios posteriores probar el instrumento en un tipo de población con niveles diferentes de socialización, como adultos institucionalizados y quienes no pueden salir de casa por sus condiciones de salud.

Agradecimientos: El Grupo de Investigación en Salud del Adulto Mayor (GISAM) agradece la colaboración de las directivas de la Corporación Universitaria Remington, a la dirección de investigaciones, a los directores y coordinadores de los centros de bienestar del adulto del municipio de Bello y a los adultos que colaboraron en la recolección de la información. Sin ellos no hubiese sido posible la realización de este trabajo.

 

REFERENCIAS

1. Pérez Marín C. La Soledad. Geriátrica. 1997; 13(5):233-236.

2. Cardona JL, Villamil G. El sentimiento de soledad en el adulto mayor. Asoc Colomb Gerontol Geriatr. 2006; 20(2):930-938.

3. Rubio R, Rico A. Un estudio sobre la soledad en las personas mayores: entre el estar solo y el sentirse solo. Rev Mult Gerontol. 2001; 11(1):23-28.

4. Álvarez S. El hombre y su soledad: una introducción a la ética. Salamanca: Sígueme;1983.

5. Weiss R. Loneliness: the experience of emotional and social isolation. Cambrigde: Ma Mit Press; 2003.

6. Iglesias J. La soledad como consecuencia de la jubilación y la viudez. España: Universidad de Granada, Facultad de sociología; 2003.

7. Rubio R, Rico A. La Escala “ESTE”, un indicador objetivo de soledad en la tercera edad. Geriátrika. 1999;1 5(9):26-35.

8. Echeverri Á. Familia y Vejez. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia; 1994.

9. Canal G. Envejecer no es deteriorarse. Bogotá: Oveja Negra; 1982.

10. Stokes J. The relation of social network and individual difference variables to Loneliness. J Pers Soc Psychol. 1985; 4:981-990.

11. Neugarten, B. Los significados de la edad. Barcelona: Herder S.A; 1999. p. 231.

12. Urquijo S, Monchietti A, Krzemien D. Adaptación a la crisis vital del envejecimiento: rol de los estilos de personalidad y de la apreciación cognitiva en adultas mayores. An Psicol [internet]. 2008 [Citado el 9 de febrero de 2008] ;24(2):299-311. Disponible en: http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/ boletin/2009/numero-70/art-08-12-01.pdf

13. DANE. Censo general 2005 República de Colombia Población adulta mayor [Internet]. [Consultado 13 septiembre 2009]. Disponible en: http://www. elportalmayor.com/legislacion/objetos/poblacion_ adulto_mayor.pdf

14. Sánchez R, Gómez C. Conceptos básicos sobre validación de escalas. Rev Colomb Psiquiatr. 1998; 34(2):121-130.

15. Colombia. Ministerio de Salud. Resolución Número 8430 de Octubre 4 de1993 Por la cual se establecen las normas científicas, técnicas y administrativas para la investigación en salud. Bogotá: El Ministerio; 1993.

16. Ruiz Á, Gómez R, Londoño T. Investigación Clínica: epidemiología clínica aplicada. Bogotá: Centro editorial Javeriano CEJA; 2004.

17. Imserso. La soledad de las personas mayores. Sesenta y más. 2001;(194).

18. Alfageme Chao A. Envejecimiento y desigualdad social. Rev Int Sociol. 1999 Sep –Dic; 24:121-135.

19. Liberalesso N. Bienestar subjetivo en la vida adulta y vejez: hacia una psicología positiva en América Latina. Rev Latinoam Psicol. 2002; 34(1-2): 55-74.

 


Fecha de Recibido: 25 de Agosto de 2009. Fecha de Aprobado: 28 de septiembre de 2010.

Abstract : 275

Article Metrics

Metrics Loading ...

Metrics powered by PLOS ALM


Esta publicación hace parte del Sistema de Revistas de la Universidad de Antioquia
¿Quieres aprender a usar el Open Journal system? Ingresa al Curso virtual
Este sistema es administrado por el Programa Integración de Tecnologías a la Docencia
Universidad de Antioquia
Powered by Public Knowledge Project