Ríos-Ocampo and Olaya: Sostenibilidad del consumo doméstico de materiales de construcción en Colombia, 1990-2013



Introducción

El sector de la construcción en Colombia es dinámico e impacta el empleo y la actividad de otros sectores relacionados. En 2013 el PIB de la construc ción fue el 6 % del PIB total, y entre 1990 y 2010 su participación en la econo mía nacional se mantuvo entre el 5 y el 7 % (DANE, 2014). En 2012 el 5,9 % de los ocupados trabajó en construcción (ACRIP-Fedesarrollo, 2013) y este porcentaje es un 23 % superior al reportado en 2003. Con el fin de mantener su crecimiento y dinamismo y de apoyar el desarrollo del país, la construcción requiere de un suministro eficiente de materiales de construcción y materias primas para la fabricación de estos.

La extracción de materias primas como gravas, arenas y calizas, su trans formación en materiales como cemento y concreto, y el transporte e incorpo ración de estos materiales a la cadena de suministro de la construcción con sume grandes cantidades de energía, genera grandes volúmenes de residuos y tiene impactos considerables sobre el medio ambiente. Mejorar la eficien cia en el consumo es entonces una forma de aumentar la sostenibilidad de la extracción y procesamiento de materiales de construcción, y de generar mayor crecimiento y desarrollo económico en Colombia. Por esta razón, es importante calcular y analizar la evolución de los indicadores de eficiencia en el consumo de materiales.

Entre los indicadores de eficiencia en el consumo de materiales de cons trucción están el consumo per cápita y la intensidad de estos. Este último indicador es definido por la relación entre el consumo interno de materia les y el PIB, medido a precios constantes. Además de reflejar los cambios en las tendencias en el consumo de materiales, la intensidad de materiales re fleja cambios en la generación y reciclaje de residuos, y es una proxy para la contaminación generada por la industria de la construcción (Eurostat, 2001).

En este artículo se analiza la evolución de la eficiencia del consumo de materiales de construcción en Colombia entre 1990 y 2013. El objetivo de este análisis es identificar las tendencias del consumo de materiales de cons trucción y las causas de los cambios en estas tendencias. La investigación presentada extiende los estudios previos de flujos de materiales en Colom bia (Pérez-Rincón, 2006, 2007; Vallejo, Pérez & Martínez, 2011) de dos ma neras: primero, se enfoca en los materiales de construcción y su relación con la economía; y segundo, extiende el periodo de análisis a 2013 y con trasta los resultados de distintas metodologías de cálculo de indicadores de sostenibilidad.

Los indicadores de intensidad en el uso de materiales se calculan a partir de los flujos de materiales como: biomasa, combustibles fósiles, minerales industriales y materiales de construcción (Eurostat, 2001). Con estos flujos se calcula el consumo doméstico de materiales (CDM) -ver Ecuación 1- que determina el consumo total por parte de una economía, expresado por la extracción doméstica (ED) y la balanza comercial física (BCF). Esta última es la diferencia entre las importaciones y las exportaciones -el inverso de la balanza comercial monetaria- (Weisz et al., 2006). A nivel agregado, el CDM es igual a la ED, bajo el supuesto de que las importaciones son iguales a las exportaciones (Krausmann et al., 2009).

CDM = ED + BCF = ED + Importaciones - Exportaciones (1)

Del CDM se desprende un conjunto de indicadores y relaciones que in tegran el consumo de materiales con los sistemas económicos y ambientales. Por ejemplo, la relación CDM/PIB es un indicador de intensidad de uso que mide el crecimiento económico generado por el consumo de materiales. Si di cha intensidad (eficiencia) aumenta, se necesitan menos materiales para gene rar mayor crecimiento económico. Por su parte, el indicador CDM/Población cuantifica los impactos sociales (crecimiento poblacional) y económicos (cri sis, desempleo, etc.) en el consumo de materiales por habitante. Finalmente, del comercio de materiales se obtiene la dependencia por los recursos expor tados o importados, al mismo tiempo que se cuantifica el potencial de residuos domésticos generados o acumulados por una economía (Weisz et al., 2006).

Este artículo está organizado de la siguiente manera: primero se analiza la evolución histórica del consumo doméstico de materiales en Colombia a par tir de la revisión de la literatura. Luego, en la sección II, se discute la evolución del sector de la construcción y su impacto en el consumo de materiales. En la sección III, se presenta la metodología empleada para calcular la intensidad de consumo de materiales de construcción en Colombia a partir de datos de producción de cemento. Los resultados de la estimación del consumo domés tico de materiales de construcción se presentan en la sección IV. Finalmente, se presentan las conclusiones de esta investigación.

I. Evolución del consumo doméstico de materiales en Colombia

En la literatura se reportan estudios de los flujos de materiales en Co lombia. Estos estudios evalúan la sostenibilidad de la economía colombiana usando indicadores como la balanza comercial física (Pérez-Rincón, 2007; Va llejo et al., 2011) y el consumo doméstico de materiales (Vallejo et al., 2011).

Vallejo et al. (2011) estudian los patrones de uso de biomasa, materiales de construcción, minerales industriales y combustibles fósiles entre 1970 y 2007 en Colombia, y encuentran que los flujos directos de materiales aumentaron aproximadamente 142 % durante el periodo de análisis; este crecimiento se explica, en gran parte, por el crecimiento poblacional. El análisis de Vallejo et al. (2011) indica que la intensidad en el uso de los materiales en Colombia ha disminuido, al tiempo que las exportaciones de materiales aumentan.

Los resultados de Vallejo et al. (2011) son consistentes con la evolución histórica del consumo doméstico de materiales reportada por la organización de Investigación Científica e Industrial de la Confederación de Australia (CSI RO) y el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) (2014) para el periodo 1990 y 2008, y cuyos resultados se muestran en el Grá fico 1. Como se observa en el gráfico, la biomasa es el principal material usado en Colombia entre 1990 y 2008, aunque la participación de los materiales de construcción ha crecido rápidamente.

Gráfico 1

Componentes del consumo doméstico de materiales por tipo de materiales en Colombia

0120-2596-le-86-00127-gch1.jpg

En el 2008 la biomasa representó el 53 % del CDM en Colombia, con un consumo de 167.836.457 toneladas, y los materiales de construcción represen taron el 29 % (93.550.783 toneladas). Otros minerales industriales representa ron el 9 % del CDM (29.810.582 toneladas) y los combustibles fósiles el 8 %. Entre 1990 y 2008 los materiales de construcción y los minerales industriales representaron cerca del 40 % del CDM, y reportaron tasas de crecimiento del 66 % y el 64 %, respectivamente, las cuales son superiores a las de la biomasa y los combustibles fósiles.

Al analizar la participación de los materiales en el PIB de Colombia se en cuentra que, desde finales de los años 80, la participación de los combustibles fósiles supera a la de la biomasa (ver Gráfico 2). El aumento de la produc ción nacional de crudo, carbón y gas, junto con el aumento de los precios de estos combustibles, favorecidos por el contexto internacional y los flujos de capitales, reforzaron el crecimiento del sector minero-energético en el país. Esto disminuyó la participación de la biomasa dentro del PIB, mientras la participación de los materiales de construcción y los materiales industriales permaneció estable, como se observa en el Gráfico 2.

Gráfico 2

Participación de la extracción de materiales dentro del PIB colombiano

0120-2596-le-86-00127-gch2.jpg

En la mayoría de economías desarrolladas2 los materiales de construcción tienen la mayor participación en la extracción de materiales en el PIB (Weisz et al., 2006). En 2001, los minerales de construcción representaron el 45 % del CDM en el conjunto de países EU15, mientras que la biomasa representó el 25 % (Eurostat, 2006). Los materiales de construcción han ganado parti cipación en Portugal, Bélgica, Holanda y Turquía, mientras que en Corea del Sur, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Reino Unido y Suiza ha disminuido; no obstante, los materiales de construcción continúan siendo los más explotados. En otras economías desarrolladas como Alema nia, Australia, Canadá, EE.UU. y Noruega la mayor participación la tienen los combustibles fósiles (SERI & WU, 2014).

En Colombia, los materiales de construcción tienen menor participación en el PIB y en los flujos de materiales que la de la biomasa y los combusti bles fósiles. Este patrón coincide con el de otras economías en desarrollo en América Latina, las cuales producen más biomasa que otros materiales, dada su vocación agrícola y bajos niveles de consumo (Weisz et al., 2006; West & Schandl, 2013). Aunque la participación de la biomasa en el PIB ha dismi nuido o se ha mantenido constante en Argentina, Bolivia, Ecuador, Brasil, México y Paraguay, la biomasa sigue siendo el principal material producido en América Latina. En países como Perú y Chile los minerales representan el principal material extraído, mientras que en Uruguay la mayor extracción es de materiales de construcción, y en Venezuela de combustibles fósiles (SERI & WU, 2014).

La transición que presentó Colombia de biomasa a combustibles fósiles entre 1980 y 2010 no tiene precedentes en la región, siendo el único país con este patrón. Durante este periodo, los combustibles fósiles aumentaron su participación en el PIB en un 19 %, y superaron la biomasa desde 1986, posiblemente por los descubrimientos petroleros y carboníferos que tuvie ron lugar en los años 80 -Cuasiana, Cerrejón, Cerromatoso y Caño Limón- (Vallejo et al., 2011). El crecimiento en las exportaciones de materiales, espe cíficamente de combustibles fósiles, se asocia con el auge en los términos de intercambio en Colombia (Pérez-Rincón, 2007). No obstante, la participación de la extracción de materias primas en la economía colombiana no alcanza los niveles de países productores de minerales como Chile o Perú (West & Shandl, 2013).

La participación de la extracción de los materiales de construcción en Colombia ha fluctuado con las crisis económicas. La crisis de 1999 afectó la participación de la producción de materiales de construcción en el PIB, la cual pasó del 0,72 % en 1994 al 0,31 % en el 2002 (Camacol, 2010). Sin embargo, en los últimos años, el sector de la construcción en Colombia ha crecido y con ello la producción de materiales de construcción se ha recuperado (Camacol, 2010) (ver Gráfico 2). De acuerdo con Vallejo et al., (2011) la participación de los materiales de construcción en los flujos de materiales en Colombia pasó del 22 % al 33 % del total entre 1970 y 2007, respectivamente. En la siguiente sección se discute en detalle la evolución del consumo doméstico de materiales en Colombia y su relación con la dinámica de la construcción.

II. Impacto de la dinámica de la construcción en el consumo de materiales de construcción en Colombia

A principios de los años 90, el sector de la construcción era uno de los sectores más dinámicos e importantes de la economía colombiana. La aper tura comercial y la liberalización financiera impulsaron el sector a través de una mayor oferta monetaria y crediticia (Uribe, 2012; Tenjo & López, 2002), lo cual permitió el aumento del gasto por parte de los hogares y las empre sas. Esto llevó a la industria del cemento a utilizar la capacidad instalada al 72 % y al sector de la construcción a representar cerca del 7,4 % del PIB en 1994 (Camacol, 2014; Cárdenas, Mejía & García, 2007), y a generar el 5 % del empleo total de Colombia (Clavijo, Janna & Muñoz, 2004).

Este crecimiento, no obstante, estuvo apalancado por capitales externos. En 1997 ingresaron USD 5.562.216.361 a toda la economía y USD 123.614.568 al sector de la construcción (ver Gráfico 3), lo que implicó una mayor de pendencia del ahorro externo y de las fluctuaciones internacionales (Fogafín, 2012; Cárdenas & Hernández, 2006; Cárdenas & Urrutia, 2004).

Debido al incremento en la inflación entre 1990-1995 (24,8 % en prome dio), el Banco de la República de Colombia (BRC) aumentó la tasa de refe rencia (BRC, 2014a). Sin embargo, esto ocasionó la revaluación del tipo de cambio que afectó al sector exportador; generó un alza de la cartera de vi vienda, la cual se ubicó en 26 %; y afectó el ahorro de los hogares y empresas, los cuales pasaron de ser de 15 % y 14 % del PIB, respectivamente, en 1992 al 5 % del PIB (para ambos) en 1997 (Fogafín, 2012). Los desequilibrios macro económicos generados por esta situación fueron determinantes en la crisis de 1999.

Gráfico 3

Inversión Extranjera Directa en el sector de la construcción en Colombia

0120-2596-le-86-00127-gch3.jpg

La segunda mitad de la década de los noventa inició con el declive del sector de la construcción y de la economía en general, dando lugar, en 1999, a la mayor crisis hipotecaria y financiera del país. El alza del desempleo y el incremento de la tasa de interés de referencia por parte del Banco de la Repú blica -aproximadamente en 10 %- elevaron las cuotas a pagar por los créditos hipotecarios y las hicieron insostenibles, lo cual generó un cese de pagos ma sivo de los créditos. Esta situación se agravó con la pérdida de valor de la finca raíz, que para 1999 perdía el 27 %, lo cual afectó la calidad de la cartera hipotecaria. Al mismo tiempo, las crisis económicas en Asia y Rusia afecta ron los flujos de capitales externos hacia Colombia; para 1999 estos fueron de USD 1.507.907.130 -73 % menos de lo recibido en 1997-, lo cual dete rioró la inversión y el consumo en el sector de la construcción (Uribe 2012; Tenjo & López, 2002; Clavijo et al., 2004; Fogafín, 2012; Cárdenas & Her nández, 2006), y afectó la producción y el despacho de cemento gris, además de afectar el inicio de nuevas obras y la culminación de aquellas en proceso (ver Gráfico 4).

Gráfico 4

Despacho de cemento gris vs. obras nuevas y culminadas

0120-2596-le-86-00127-gch4.jpg

Así mismo, en 1999, el uso de la capacidad instalada de la industria del cemento fue de 45 % (Cárdenas et al., 2007), y durante los años siguientes a las crisis, el sector de la construcción, y en particular la industria del cemen to, se estancó. Dicha industria trabajó al 57 % de su capacidad instalada hasta mediados de 2005 (Cárdenas et al., 2007), lo cual, debido a los encadenamien tos hacia atrás y la mano de obra contratada, afectó la economía en general (Clavijo et al., 2004).

Los años transcurridos entre la crisis de 1999 y 2005 se caracterizaron por una lenta recuperación ante las bajas tasas de ahorro de las familias, la incapacidad de afrontar el pago de las deudas (Cárdenas & Hernández, 2006), la baja oferta de nuevos créditos hipotecarios y el estancamiento de la inver sión extranjera. Aun así, el sector de la construcción contribuyó a la recu peración de la economía durante este periodo (Salas, 2010). Con el aumento de la inversión extranjera directa, los préstamos se reactivaron y el sector se dinamizó (Uribe, 2012).

El crecimiento del sector de la construcción en los últimos 10 años se refleja en el incremento de los despachos de cemento, así como en las obras iniciadas y las culminadas (Gráfico 4). Por el lado de la oferta esto se debió, principalmente, a la reactivación de los créditos hipotecarios para viviendas nuevas y usadas (Salazar et al., 2012) y, por el lado de la demanda, a los pro gramas de gobierno dirigidos a estimular la compra de vivienda (Salas, 2010). A pesar de que la crisis internacional en 2008 repercutió en la economía local e impactó el número de obras nuevas iniciadas y la inversión extranjera en el sector de la construcción, las políticas contra-cíclicas del gobierno permitie ron contrarrestar los efectos generados (Camacol, 2010).

En resumen, la dinámica de la economía colombiana y del sector de la construcción entre 1990 y 2013 tiene un impacto notable en la producción y el consumo de materiales de construcción, específicamente de cemento. An tes de analizar la sostenibilidad del consumo de materiales de construcción, en la siguiente sección se describe la metodología empleada para estimar el consumo doméstico de materiales de construcción y los indicadores de sos tenibilidad derivados de este.

III. Metodología para la estimación del consumo doméstico de materiales de construcción

En esta sección se presenta la metodología empleada para la estimación del consumo doméstico de materiales en Colombia entre 1990 y 2013. Los principales métodos reportados en la literatura para esta estimación son los empleados por Eurostat (2012) y Lutter, Giljum y Lieber (2014). Para Colom bia existen estimaciones de CDM y series históricas del CDM-construcción reportadas por CSIRO y UNEP (2014), para el periodo 1970-2008, y por SE RI y WU (2014), para el periodo 1980-2010.

Tanto la metodología de Eurostat (2012) como la de Lutter et al. (2014) estiman el CDM de construcción a partir de datos de producción de cemento y concreto. Las estimaciones del CDM-construcción realizadas en este trabajo se basan en los datos de producción y consumo de cemento Portland y con creto reportados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísti ca -DANE- (2004), la Cámara Colombiana de la Construcción -Camacol- (2014), el Sistema de Información Minero Colombiano -SIMCO- (2014) y el Departamento Nacional de Planeación -DNP- (2014). La estimación rea lizada se concentra en el uso de materiales para la construcción de vivienda y obras civiles, y no se estiman los consumos de materiales en la construcción de vías.

De acuerdo con la metodología de Eurostat (2012), el concreto es una mezcla de cemento (11 %), agua y aire (22 %), y agregados finos (arena) y gruesos (grava) (67 %). Sin embargo, al estimar los agregados finos y gruesos a partir de esta metodología, se subestima la producción, al tener en cuenta tan solo el concreto transportado (Eurostat, 2012). Ante esto, Eurostat (2012) y Lutter et al. (2014) estiman las cantidades consumidas de agregados finos y gruesos cuando se conoce el consumo de cemento -Cemento consumido-, tal como se muestra en la Ecuación 2.

Arena y grava = Cemento consumido Multiplicador, (2)

donde cemento consumido está dado por:

Cemento consumido = cemento producido + cemento importado − exportado. (3)

El multiplicador usado por Eurostat (2012) para estimar agregados a par tir de la fabricación de concreto es 6,09 toneladas por una tonelada de ce mento consumido, y por Lutter et al. (2014) es de 6,5. Estas estimaciones se basan en que la mayor parte del cemento consumido en construcción se des tina a la fabricación de concreto. En la Tabla 1 se comparan las metodologías empleadas para estimar el consumo de materiales.

Tabla 1

Metodologías para estimar el consumo de materiales de construcción

0120-2596-le-86-00127-gt1.png

[i]Nota: * El factor multiplicador corresponde a Caliza y Yeso. **Los cuatro primeros métodos se basan en el consumo de cemento. CDM - (Est) Concreto se basa en la producción de concreto. Fuente: Eurostat (2012); Lutter et al. (2014); CSIRO y UNEP (2010).

Como se aprecia en el Gráfico 5, las diferentes estimaciones del CDM-construcción para Colombia presentan una tendencia similar, independiente mente del método empleado. Tanto las series estimadas en este estudio como las reportadas por SERI y WU y CSIRO evidencian el impacto de la crisis hi potecaria y financiera de finales de los 90, aunque en años diferentes y con una duración distinta. En las series estimadas, la crisis del sector comienza a evi denciarse en 1995 y se profundiza con la crisis de 1999. Por otra parte, aunque muestran comportamientos similares en el tiempo, los CDM-construcción reportados por SERI y WU y CSIRO y UNEP presentan diferencias de mag nitud; estas diferencias pueden deberse tanto a las bases de datos como a la metodología utilizada (Eurostat, 2006, p. 83). Nótese que cuando se inclu yen agua y aire como componentes de la producción de concreto en la serie CDM-concreto (Eurostat, 2012), el consumo doméstico de materiales histó rico estimado es más cercano a los valores reportados por CSIRO y UNEP (2014), lo cual explica en parte la diferencia entre los valores estimados por estas entidades y las estimaciones hechas con los otros métodos.

Gráfico 5

Consumo doméstico de materiales de construcción para Colombia

0120-2596-le-86-00127-gch5.jpg

En este trabajo se emplea para el análisis el método propuesto por Lutter et al. (2014) CDM -C-del Gráfico 5, ya que en los años finales se ajusta mejor que los otros métodos a las series de referencia. Como se discutió antes, se define el periodo de estudio entre los años 1990 y 2013, por ser el periodo más dinámico del sector de la construcción en Colombia. Por esto, a dife rencia de otros estudios de consumo de materiales realizados para Colombia (Vallejo et al., 2011; Pérez-Rincón, 2007; PNUMA y CSIRO, 2013), en este estudio se incluye la crisis de 2008 y la dinámica del sector en años recientes. En la siguiente sección se presenta y discute la evolución del consumo do méstico de materiales de construcción en Colombia y de sus indicadores de sostenibilidad.

IV. Evolución y sostenibilidad del consumo doméstico de materiales de construcción en Colombia

En el Gráfico 6 se muestra la evolución del consumo doméstico de ma teriales de construcción y el PIB-construcción entre 1990 y 2013. Durante el periodo de mayor expansión del sector de la construcción -entre 1990 y 1995- el CDM-construcción pasó de 49.586.605 a 73.988.353 toneladas, crecimien to que se interrumpió en 1998 por la inestabilidad económica, llegando, en 1999, a 47.617.205 toneladas. Para este último año el PIB-construcción cayó un 26 % y el CDM-construcción disminuyó en 28 %.

Gráfico 6

CDM-construcción vs PIB-construcción

0120-2596-le-86-00127-gch6.jpg

Luego de la crisis, el CDM-construcción disminuyó y permaneció estable por lo bajo hasta finales del 2005. A partir del 2006 las condiciones econó micas, internas y externas, favorecieron la construcción y la compra de vi viendas, e impulsaron el consumo de materiales de construcción. En 2008 y 2009 la construcción se contrajo, como producto de la crisis internacional, un −1,9 % y −9,5 %, respectivamente. Para el 2011 el sector se recuperó al crecer un 13,5 %, producto de la demanda de materiales por parte de los programas de vivienda emprendidos por el gobierno, principalmente viviendas de interés social. Así, para todo el periodo de 1990 a 2013 el CDM-construcción tuvo un incremento del 89 %.

Como consecuencia de la crisis hipotecaria, el consumo doméstico per cápita de materiales de construcción alcanzó un mínimo de 1,18 toneladas por persona entre 2001y 2002. Hacia 2013, el CDM-construcción per cápita llegó a los mismos niveles de la primera mitad de los años 90, al ubicarse en 1,9 toneladas por persona (ver Gráfico 7).

Gráfico 7

Intensidad en el uso de los materiales de construcción

0120-2596-le-86-00127-gch7.jpg

En el Gráfico 7 se evidencian las mejoras presentadas en la última década en la intensidad en el uso de materiales de construcción (IUMC) en Colombia, medida por la relación entre CDM-construcción y el PIB. Al inicio de la dé cada de los noventa, el IUMC alcanzó 0,5 kilos/USD, repuntando para 1994 en 0,6 kilos/USD, año a partir del cual disminuye -con excepción del perio do 2005-2007-, hasta llegar a representar en 2013 0,4 kilos/USD. Esto indica que, en el 2013, solo se necesitaron 0,4 kilos de materiales de construcción para generar un dólar del PIB; la mejora en la eficiencia del uso de materiales de construcción durante todo el periodo de análisis es del 15 %. Esta mejora en el indicador de intensidad de uso de materiales puede explicarse por el im pacto de la producción de combustibles fósiles en el PIB y por cambios en la tecnología de construcción.

En el periodo 1990-2013 la producción de petróleo, gas y carbón aumen tó en 125 %, 206 % y 318 %, respectivamente (BP, 2014), lo cual impulsó el crecimiento del PIB. En el mismo periodo el sector de la construcción cre ció, aunque a tasas menores, como lo evidencia el aumento del 77 % en la producción de cemento (Camacol, 2014).

Respecto a la tecnología de construcción, en Colombia se emplean tres técnicas principales: mampostería confinada (MC), mampostería estructural (ME) y sistemas industrializados (SI). Para el 2012, la MC fue la más usada, con un 62 % de participación, seguida de SI con 27 % y ME con 10 % (ver Gráfico 8). De las tres técnicas, la MC es la que más consume materiales con 2.407,3 kg/m2, mientras que SI y ME consumen 1.269,03 kg/m2 y 1.378,47 kg/m2, respectivamente. Teniendo en cuenta que en el 2004 la participación de ME era de 28 % y del SI del 9 %, y dada la cantidad de materiales que estos sistemas usan, se evidencia que el mayor uso de SI ha llevado a que Colombia sea más intensiva en el uso de materiales, ya que se han construido más metros cuadrados de viviendas consumiendo menos cantidad de recursos (Camacol, 2014). De haberse mantenido en 2012 la misma tecnología que en 2004, se hubieran necesitado unas 157.205 toneladas adicionales de materiales para la construcción de viviendas.

De lo anterior se puede concluir que la intensidad en el uso de materia les de construcción en Colombia ha mejorado por causas económicas y por cambios en los sistemas implementados para la construcción de viviendas. Los resultados concuerdan con los hallazgos de PNUMA y CSIRO (2013, p. 23), los cuales encuentran que la intensidad de uso de materiales en Colombia pasó de 3,7 kg por dólar a 2,4 kg por dólar entre 1970 y 2008, 16 % por debajo del promedio de los países de la región. Este resultado es consistente con el trabajo de Vallejo et al. (2011) en donde se muestra que, en 2007, la genera ción de una unidad de crecimiento en Colombia usó el 59 % de los materiales empleados en 1970, con lo cual se agregó “un mayor valor económico por kilogramo de material usado” (pp. 259-260).

Gráfico 8

Participación de los sistemas de construcción en Colombia en el área iniciada para cinco áreas urbanas y dos metropolitanas

0120-2596-le-86-00127-gch8.jpg

En cuanto al comercio internacional, los materiales de construcción se vieron impactados por la situación económica del país en las últimas décadas. En el Gráfico 9 se evidencia una caída de la balanza comercial física (BCF), a partir de 1997; es decir, entre 1997 y 2003 las exportaciones de materiales de construcción se incrementaron en mayor proporción que las importaciones. Esta situación pudo deberse a la baja dinámica tanto de la economía en general como del sector de la construcción, lo que llevó a que los materiales que no se consumieron internamente fueran exportados.

Por el lado de las importaciones de materiales, se observa que estas estu vieron ligadas a la crisis económica, ya que a partir del deterioro de las con-diciones de las familias y del sector privado, el nivel de desempleo, la falta de ahorro y de créditos se generó un menor consumo de materiales externos. A partir del 2004, el nivel de las importaciones mejora, lo cual es acompañado de una disminución de las exportaciones, producto del mayor uso de la ca pacidad instalada de la industria cementera durante este periodo (Cárdenas et al., 2007).

Gráfico 9

Balanza Comercial Física -Construcción

0120-2596-le-86-00127-gch9.jpg

La BCF es un indicador de acumulación de materiales y de contaminación al interior de la economía. De acuerdo con el Gráfico 9, Colombia presenta un superávit en la BCFde materiales de construcción en todo el periodo, ex cepto en 2003 cuando las importaciones de materiales de construcción fueron menores que las exportaciones. Las exportaciones estuvieron impulsadas por la mejora en los términos de intercambio, producto del aumento en el tipo de cambio (DIAN, 2003). El superávit en la BCF de materiales de construcción se debe al dinamismo del sector y a que, por las características de los mate riales de construcción, sus costos de transporte son altos comparados con los de producción (Weisz et al., 2006). Como resultado, un alto porcentaje de los materiales de construcción en Colombia se consume al interior de la economía y se observan bajos niveles de exportaciones. Los niveles de la BCF de los materiales de construcción son bajos si se comparan con el total del CDM-construcción, esto indica que al ser un país importador de materiales de construcción, principalmente yeso y anhidrita (DNP, 2014), Colombia no está asumiendo todos los costos ambientales.

Así mismo, se puede evidenciar en el Gráfico 9 que la participación por persona sobre la BCF pasó de 3,2 kg en 1991 a 9,4 kg en 1997. Ante el de terioro macroeconómico del país, liderado por el alto nivel de desempleo y la fuga de capitales, el consumo por persona fue 2,6 kg para 1999, llegando a caer en 2003 a -1,6 kg. En los años posteriores, el consumo retomó la senda creciente, no obstante con una disminución entre los años 2006 y 2007, y otra entre 2010 y 2011. La primera disminución en la BCF estuvo determinada por la caída de las importaciones y exportaciones de los materiales de construc ción, y la segunda por la desaceleración económica y comercial ante la crisis económica del 2008. Para el 2013, la BCF se ubicó en 7 kg por persona.

Conclusiones

El sector de la construcción en Colombia ha presentado un comporta miento dinámico con periodos de expansión y crisis en el transcurso de las dos últimas décadas, marcado por el desarrollo económico del país y por el contexto internacional, así como por los flujos de capitales y por la percep ción de riesgos. El sector de la construcción se ha fortalecido a través de programas gubernamentales para la adquisición de viviendas y este fortaleci miento se refleja en el comportamiento del consumo doméstico de materiales de construcción.

El consumo doméstico de materiales de construcción en Colombia tiene una tendencia creciente. Tras las crisis hipotecaria y económica, el consumo de materiales de construcción por habitante ha retomado los niveles de los años noventa. Junto con esta recuperación, se observa un aumento en la efi ciencia en el uso de los materiales de construcción, medida por la relación consumo doméstico de materiales/PIB, la cual indica que los materiales de construcción en Colombia se están usando de manera más intensiva y que se genera un mayor crecimiento económico con menor consumo de materiales de construcción. No obstante, se requiere analizar otros indicadores de efi ciencia en el consumo, pues parte de la mejora en la relación CDM/PIB se debe también al impulso que el sector minero energético y los altos precios de las materias primas durante la segunda mitad de los años 2000 dieron al crecimiento del PIB. Por otra parte, el superávit de la balanza comercial física de construcción sugiere que Colombia no asume la totalidad de los costos ambientales que acarrea la extracción de los materiales usados en el sector de la construcción.

Las discrepancias observadas en las distintas estimaciones del consumo doméstico de materiales indican que se requiere mejorar la contabilidad de los flujos de materiales de construcción en Colombia y desarrollar indicadores y mediciones adecuados para los patrones de consumo colombianos. Un factor que se excluyó en este trabajo, y que puede explicar en parte las diferencias con otras estimaciones, es el consumo de materiales para la construcción vial. Para trabajos futuros se espera entonces mejorar la estimación del consumo doméstico de materiales de construcción y su sostenibilidad por medio de la inclusión de este y de otros factores, como el consumo energético de los materiales.

Referencias

ACRIP & Fedesarrollo (2013). Informe Mensual del Mercado Laboral. Composición sectorial del empleo en Colombia. Bogotá: Formas Finales Ltda.

ACRIP & Fedesarrollo 2013Informe Mensual del Mercado Laboral. Composición sectorial del empleo en ColombiaBogotáFormas Finales Ltda

Asobancaria (2007). Resultados de crédito hipotecario año 2006. Bogotá: La Semana Económica.

Asobancaria 2007Resultados de crédito hipotecario año 2006BogotáLa Semana Económica

BP (2014). Statistical Review of World Energy 2014. Recuperado de: Recuperado de: http://www.bp.com/content/dam/bp-country/de_de/PDFs/brochures/BP-statistical-review-of-world-energy-2014-full-report.pdf (13 de diciembre de 2014).

BP 2014Statistical Review of World Energy 2014 Recuperado de: http://www.bp.com/content/dam/bp-country/de_de/PDFs/brochures/BP-statistical-review-of-world-energy-2014-full-report.pdf 13 de diciembre de 2014

BRC (2014a). Índice de precios al consumidor (IPC). Recuperado de: Recuperado de: http://www.banrep.gov.co/es/ipc (18 de agosto de 2014).

BRC 2014aÍndice de precios al consumidor (IPC)Recuperado Recuperado de: http://www.banrep.gov.co/es/ipc 18 de agosto de 2014

BRC (2014b). Balanza de Pagos. Recuperado de: Recuperado de: http://www.banrep.gov.co/es/balanza-pagos (20 de agosto de 2014).

BRC 2014bBalanza de Pagos Recuperado de: http://www.banrep.gov.co/es/balanza-pagos 20 de agosto de 2014

Camacol (2010). “La vivienda 2011-2014 “El Gran Salto” en la producción habitacional”, Estudios Económicos, No. 26, pp. 1-9.

Camacol 2010La vivienda 2011-2014 “El Gran Salto” en la producción habitacionalEstudios Económicos2619

Camacol (2014). Construcción en Cifras. Recuperado de: Recuperado de: https://goo.gl/vY3V0 (18 de octubre de 2016).

Camacol 2014Construcción en Cifras Recuperado de: https://goo.gl/vY3V0 18 de octubre de 2016

Cárdenas, Mauricio & Hernández, Mónica (2006). El sector financiero y la vivienda. Bogotá: Fedesarrollo.

Mauricio Cárdenas Mónica Hernández 2006El sector financiero y la viviendaBogotáFedesarrollo

Cárdenas, Mauricio & Urrutia, Miguel (2004). “Impacto social del ciclo económico en Colombia: 1984-2004”, Coyuntura Social, No. 30.

Mauricio Cárdenas Miguel Urrutia 2004Impacto social del ciclo económico en Colombia: 1984-2004Coyuntura Social30

Cárdenas, Mauricio; Mejía, Carolina & García, Fabián (2007). “La indus tria del cemento en Colombia”, Documentos de Trabajo, No. 33. Fedesa rrollo, Bogotá.

Mauricio Cárdenas Carolina Mejía Fabián García 2007La indus tria del cemento en ColombiaDocumentos de Trabajo33Fedesa rrolloBogotá

Clavijo, Sergio; Janna, Michel & Muñoz, Santiago (2004). “La vivienda en Colombia: sus determinantes socio-económicos y financieros”, Borradores de Economía, No. 300. Banco de la República de Colombia.

Sergio Clavijo Michel Janna Santiago Muñoz 2004La vivienda en Colombia: sus determinantes socio-económicos y financierosBorradores de Economía300Banco de la República de Colombia

CSIRO & UNEP (2010). Technical annex: Assembling the Asia-Pacific MFA reference database. Recuperado de: Recuperado de: http://www.cse.csiro.au/forms/files/MFA-Technical-Annex.pdf (2 de junio de 2015).

CSIRO & UNEP 2010Technical annex: Assembling the Asia-Pacific MFA reference database Recuperado de: http://www.cse.csiro.au/forms/files/MFA-Technical-Annex.pdf 2 de junio de 2015

CSIRO & UNEP (2014). Recent trends in material flows and resource productivity in Latin America. Recuperado de: Recuperado de: https://goo.gl/7zWKp7 (18 de octubre de 2016).

CSIRO & UNEP 2014Recent trends in material flows and resource productivity in Latin America Recuperado de: https://goo.gl/7zWKp7 18 de octubre de 2016

DANE (2014). Construcción. Recuperado de: Recuperado de: http://goo.gl/Eq9hNG (26 de Julio de 2014).

DANE 2014Construcción Recuperado de: http://goo.gl/Eq9hNG 26 de Julio de 2014

DANE (2015). Censo de Edificaciones. Recuperado de: Recuperado de: https://goo.gl/flhIL6 (31 de agosto de 2015).

DANE 2015Censo de Edificaciones Recuperado de: https://goo.gl/flhIL6 31 de agosto de 2015

DIAN (2003). Boletín de Comercio Exterior Enero-Diciembre de 2003. Bogotá: Autor.

DIAN 2003Boletín de Comercio Exterior Enero-Diciembre de 2003BogotáAutor

DNP (2014). Comercio Exterior e Inversión Extranjera -Estadísticas. Recuperado de: Recuperado de: http://goo.gl/eIhWJu (5 de agosto de 2014).

DNP 2014Comercio Exterior e Inversión Extranjera -Estadísticas Recuperado de: http://goo.gl/eIhWJu 5 de agosto de 2014

Eurostat (2001). Economy-wide material flow accounts and derived indicators: A methodological guide. Luxembourg: European Communities.

2001Economy-wide material flow accounts and derived indicators: A methodological guideLuxembourgEuropean Communities

Eurostat (2006). Development of material use in the EU-15: 1970-2001. Material composition, cross-country comparison, and material flow indicators. Recuperado de: Recuperado de: https://goo.gl/Cp8KM7 (1 de octubre de 2014).

Eurostat 2006Development of material use in the EU-15: 1970-2001. Material composition, cross-country comparison, and material flow indicators Recuperado de: https://goo.gl/Cp8KM7 1 de octubre de 2014

Eurostat (2012). Economy-wide material flow accounting: A compilation guide 2012. Luxembourg: Autor.

Eurostat 2012Economy-wide material flow accounting: A compilation guide 2012LuxembourgAutor

Fogafin (2012). “Crisis financieras sistémicas en Colombia y contraste con el escenario actual”, Documentos de investigación, No. 02. Fogafín, Bogotá.

Fogafin 2012Crisis financieras sistémicas en Colombia y contraste con el escenario actualDocumentos de investigación02FogafínBogotá

Krausmann, Fridolin; Gingrich, Simone; Eisenmenger, Nina; Erb, Karl-Heinz; Haberl, Helmut & Fischer-Kowalski, Marina (2009). “Growth in global materials use, GDP and population during the 20th century”, Ecological Economics, Vol. 68, No. 10, pp. 2696-2705.

Fridolin Krausmann Simone Gingrich Nina Eisenmenger Karl-Heinz Erb Helmut Haberl Marina Fischer-Kowalski 2009Growth in global materials use, GDP and population during the 20th centuryEcological Economics681026962705

Lutter, Stephan; Giljum, Stefan & Lieber, Mirko (2014). Global Material Flow database. Recuperado de: Recuperado de: https://goo.gl/G9ga7r (18 de octubre de 2016).

Stephan Lutter Stefan Giljum Mirko Lieber 2014Global Material Flow database Recuperado de: https://goo.gl/G9ga7r 18 de octubre de 2016

Pérez-Rincón, Mario Alejandro (2006). “Colombian international trade from a physical perspective: towards an ecological ‘Prebisch thesis”’, Eco logical Economics, Vol. 59, No. 4, pp. 519-529.

Mario Alejandro Pérez-Rincón 2006Colombian international trade from a physical perspective: towards an ecological ‘Prebisch thesisEco logical Economics594519529

Pérez-Rincón, Mario Alejandro (2007). Comercio internacional y medio am biente en Colombia. Una mirada desde la economía ecológica. Cali: Edito rial Universidad del Valle.

Mario Alejandro Pérez-Rincón 2007Comercio internacional y medio am biente en Colombia. Una mirada desde la economía ecológicaCaliEdito rial Universidad del Valle

PNUMA & CSIRO (2013). Tendencias del flujo de materiales y productividad de recursos en América Latina. Panamá: Autor.

2013Tendencias del flujo de materiales y productividad de recursos en América LatinaPanamáAutor

Salas, Gustavo (2010). “El mercado hipotecario y el financiamiento de la vivienda”, Finanzas y Política Económica, Vol. 2, No. 1, pp. 133-154.

Gustavo Salas 2010El mercado hipotecario y el financiamiento de la viviendaFinanzas y Política Económica21133154

Salazar, Natalia; Steiner, Roberto; Becerra, Alejandro & Ramírez, Jaime (2012). “¿Qué tan desalineados están los precios de la vivienda en Co lombia?”, Informes de Investigación, No. 010716. Fedesarrollo, Bogotá.

Natalia Salazar Roberto Steiner Alejandro Becerra Jaime Ramírez 2012¿Qué tan desalineados están los precios de la vivienda en Co lombia?Informes de Investigación010716FedesarrolloBogotá

SERI & WU (2014). Extraction and Consumption: Global Material Flow Data-base. Recuperado de Recuperado de https://goo.gl/OrqQ8B (18 de octubre de 2016).

2014Extraction and Consumption: Global Material Flow Data-base Recuperado de https://goo.gl/OrqQ8B 18 de octubre de 2016

SIMCO (2014). Producción Oficial de Minerales en Colombia. Recuperado de: Recuperado de: http://goo.gl/sVlVcW (9 de noviembre de 2014).

2014Producción Oficial de Minerales en Colombia Recuperado de: http://goo.gl/sVlVcW 9 de noviembre de 2014

Tenjo, Fernando & López, Enrique (2002). “Burbuja y estancamiento del crédito en Colombia”, Borradores de Economía , No. 215. Banco de la República de Colombia.

Fernando Tenjo Enrique López 2002Burbuja y estancamiento del crédito en ColombiaBorradores de Economía215Banco de la República de Colombia

Uribe, José Darío (2012). “Algunas lecciones relevantes aprendidas de la crisis financiera colombiana 1998-1999”. En XLV Reunión de Gobernadores de Bancos Centrales de América Latina y España. CEMLA: Banco de Canadá, Ottawa.

José Darío Uribe 2012Algunas lecciones relevantes aprendidas de la crisis financiera colombiana 1998-1999XLV Reunión de Gobernadores de Bancos Centrales de América Latina y EspañaCEMLABanco de Canadá, Ottawa

Vallejo, María Cristina; Pérez, Mario A. & Martínez-Alier, Joan (2011). “Metabolic profile of the Colombian economy from1970 to 2007”, Jour nal of industrial Ecology, Vol. 15, No. 2, pp. 245-267.

María Cristina Vallejo Mario A. Pérez Joan Martínez-Alier 2011Metabolic profile of the Colombian economy from1970 to 2007Jour nal of industrial Ecology152245267

Weisz, Helga; Krausmann, Fridolin; Amann, Christof; Eisenmenger, Ni na; Erb, Karl-Heinz; Hubacek, Klaus & Fischer-Kowalski, Marina (2006). “The physical economy of the European Union: Cross-country comparison and determinants of material consumption”, Ecological Eco nomics, Vol. 58, No. 4, pp. 676-698.

Helga Weisz Fridolin Krausmann Christof Amann Ni na Eisenmenger Karl-Heinz Erb Klaus Hubacek Marina Fischer-Kowalski 2006The physical economy of the European Union: Cross-country comparison and determinants of material consumptionEcological Eco nomics584676698

West, James & Schandl, Heinz (2013). “Material use and material ef?ciency in Latin America and the Caribbean”, Ecological Economics, Vol. 94, pp. 19-27.

James West Heinz Schandl 2013Material use and material ef?ciency in Latin America and the CaribbeanEcological Economics941927

[2]Los autores agradecen el apoyo del programa Jóvenes Investigadores de Colciencias, Convocatoria 617 2013.

[3]Se tomaron los principales países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).


This display is generated from JATS XML (modified by UdeA) with jats-html.xsl. The XSLT engine is libxslt.

Resumen : 1226

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM
';





Esta publicación hace parte del Sistema de Revistas de la Universidad de Antioquia
¿Quieres aprender a usar el Open Journal system? Ingresa al Curso virtual
Este sistema es administrado por el Programa Integración de Tecnologías a la Docencia
Universidad de Antioquia
Powered by Public Knowledge Project