Historia de Oikos

st1\:*{behavior:url(#ieooui) } st1\:*{behavior:url(#ieooui) }

Historia de OIKOS

La revista OIkos fue fundada en el año de 1987 por un grupo de estudiantes del programa de Economía de la Universidad de Antioquia, el grupo de estudiantes estaba conformado por Carlos Alberto Acevedo, Mauricio Alviar Ramírez, Rodrigo Arango, Álvaro Correa, Mario Alberto Gaviria, Gloria Amparo Granda y José Alberto Muñoz.

Fue fundada con el objetivo de servir como medio de difusión de la actividad académica de los estudiantes del programa de Economía de la Universidad de Antioquia y de otras universidades del país.

El nombre de la revista  se toma de la raíz de la palabra  Economía en griego, οιχονομια,  que designa administración de la casa. La raíz οιχοϛ (Oikos) significa casa.

Desde 1987 la revista  ha sido publicada de manera ininterrumpida hasta la fecha.

La historia de la revista de estudiantes de Economía OIKOS,  está formada por fragmentos  de  las cartas que varios ex miembros de la revista escribieron para la celebración de los veinte años de esta.

 

León Darío Cardona Yepes

Conocí la revista en el año 1993, un año después de haber ingresado a la Universidad. Desde ese instante me vinculé sentimentalmente; asistiendo ocasionalmente a la oficina que se encontraba comenzando el pasillo, al lado derecho del segundo piso de la Facultad, después de la cafetería. Allí me enteraba de las actividades que se tenían programadas y compraba algún número que no tuviera.

Dicho vínculo se acentuó una vez realizado el 2º Encuentro Internacional y 7º u 8º (no lo recuerdo bien) Nacional de Estudiantes de Economía en la ciudad de Bogotá. A partir de ese momento, comencé a trabajar con quienes estaban al frente de la Revista; ayudando en algunas actividades y gestiones, sin ser parte del Comité..

Por algunas inquietudes y reflexiones personales, a raíz de mi experiencia como estudiante "primíparo "de la Universidad -y en la Facultad-, donde sólo y  después de tres semestres de estudio me di cuenta de las inmensas posibilidades que tenía allí, estando a mitad de carrera, le pedí al Decano de la época, profesor Jorge Lotero, que me permitiera trabajar, en una mañana o tarde, en el marco de la jornada de inducción a los nuevos estudiantes de Economía, para que de par a par -estudiante a estudiante- pudiésemos contarles de las inmensas posibilidades que tenían a su disposición en la U si se aprovechaban al máximo y desde el primer momento sus capacidades -una estrategia para reducir la inequidad horizontal y fomentar la igualdad de oportunidades-. Esta actividad la hicimos entre varios amigos y miembros del grupo que denominamos el G10, pero que en realidad éramos 8, y que nos reuníamos con frecuencia a pensar en ideas locas pero sentidas.

Haciendo parte entonces del Comité de la revista e integrante del G10, los vínculos entre ambos se estrecharon fuertemente, al punto que, casi en su totalidad, los miembros del G10 posteriormente fueron parte activa de la revista Oikos; primero como colaboradores y luego miembros del Comité Editorial.

Y fue precisamente esta unión la que permitió que la revista pudiese superar una dura crisis. Logramos, después de muchos esfuerzos, sacar la edición No. 10, y a partir de este número, con un equipo editorial, renovado en sus sueños y comprometido con no dejar morir un legado tan importante, trabajamos en una nueva propuesta editorial, que permitiera mejorar tanto la presentación como el contenido. Y así fue. Con la edición No.11, como Director de la Revista, quedé tranquilo y convencido que la revista quedaba en buenas manos y que seguiría dando satisfacciones. La satisfacción fue total y por ello me siento muy orgulloso.

Como anécdota importante, y siendo Director de Oikos, participé como CONFERENCISTA invitado en el Primer Encuentro Nacional de Revistas y Periódicos Estudiantiles Universitarios, convocado por Colciencias y organizado por la Escuela de Administración de Negocios -EAN-, realizado en la ciudad de Bogotá, los días 28 y 29 de mayo de 1998. Participación que fue elogiada por la trayectoria, experiencia y calidad de la revista.

No quiero terminar este relato, sin mencionar lo más importante de todo ello: El apoyo moral y de hecho del Maestro JORGE PÉREZ. Nos enseñó a soñar y ser perseverantes en los propósitos de la revista.

Javier Hoyos también merece una mención especial, ya que su apoyo desde Bavaria  también nos sirvió para mantener a flote las condiciones económicas de la revista.

 

Rubén Dario Osorio

Estimados colegas,

Mi paso por OIKOS fue una de las experiencias académicas más gratas que tuve en la Universidad. Cómo no recordar el entusiasmo con el que recibíamos uno a uno los artículos. Como no recordar las muchas tardes de los sábados, incluso hasta entrada la noche, cuando un grupo de muchachos soñábamos con hacernos escritores.

Como no sentir alegría cuando, después de mucho esfuerzo, nuestro nombre aparecía en la mas importante revista de estudiantes de Economía del país. Recuerdo también que en los diferentes encuentros nacionales de estudiantes de economía, llegábamos los OIKOS de la U de A y nos ganábamos la admiración y el respeto nacional.

En Manizales, por ejemplo, en uno de esos encuentros de estudiantes de economía, casi todos los miembros de OIKOS ocupamos la dirección de las respectivas mesas de trabajo, y algunos docentes de la región, nos manifestaban que nuestra Revista era bibliografía obligatoria en sus programas de curso !que honor¡

Todo eso me llena de orgullo de haber podido hacer parte de la familia OIKOS y más aún, reconocer que hoy, una nueva generación de futuros colegas, han asumido con entusiasmo el continuar la obra que los pioneros hace ya 20 años iniciaron.  

Con afecto para todas y todos!

RUBEN

 

 

Rodolfo León cano Blandón

Hola todos:

Si estamos en este correo es porque de una u otra manera hicimos parte de la Revista Oikos. Particularmente me tocó una época plagada de cambios de épocas, diseños en la portada, deudas con las editoriales, inventario al alza, pautas publicitarias reducidas y elusivas, ventas escasas, pero el firme compromiso del CIE y de los demás miembros de la revista.

Mi paso por Oikos fue entre 1992 y 1994, primero como miembro del Consejo Editorial, luego como Editor y finalmente como Director de la misma. Mi llegada a la Revista se la debo a Jaime Rendón, quien junto a Juan García, hacían de la Revista un espacio para el debate, la discusión académica y la publicación de los artículos que escribíamos como estudiantes de economía.

En esa época nos ingeniamos el Concurso de los 500 años del Descubrimiento de América y como premios, además de la publicación, alcanzamos a entregar unos pocos recursos para los ganadores. Con Juan García como Director se rediseñó la portada y se planteó la Segunda Época, la misma que mantuve bajo mi dirección pero habiendo vuelto al esquema tradicional de la Portada. Esa fue la revista Nº 7.

La Portada de la Revista N ° 8 la tuvimos que hacer a una sola tinta por costos, fue una decisión difícil, pero el bolsillo de la revista no daba para más. Además, finalmente la revista a una sola tinta (negra con matices en gris), quedó sobria.

Recuerdo mucho las largas jornadas de trabajo de los sábados en las tardes, cuando Miryam nos prestaba la sala de cómputo del segundo piso para que allí, todos los miembros de Oikos nos dedicáramos a trabajar en la edición de los artículos. Trabajábamos en computadores 386, algunos 286 y creo que no habrían llegado los de última generación, los 486. Las impresiones eran en hojas recicladas y si teníamos mucho trabajo, tocaba ir los domingos desde las 8am hasta pasadas las 3pm, cuando físicamente estábamos mamaos.

En mi grupo de trabajo pasaron buenos amigos, Pacho Correa, Alfredo Muñoz, Diana Muñoz, Danny Múnera, Pacho Henao y otros que hoy quizá no recuerdo.

Estar en Oikos era un orgullo, pero también se podría convertir en un karma porque como en todo, había quienes apoyaban la revista y quienes veían en sus flaquezas la mejor alternativa para oponerse a ella.

Nuestra alianza con el CIE era fenomenal, nos daban pauta publicitaria, nos compraban una cantidad importante de revistas y nos daban un cubículo en la oficina de "atrás". Ese apoyo significó tanto tanto, que en momentos moribundos de la revista, no se desfalleció y por el contrario se perseveró tanto que hoy cumplen 20 años.

Jamás olvidaremos las ventas en los corredores, poníamos varias mesas y nuestras revistas encima, junto con las publicaciones del CIE: Lecturas de Economía, el café de Mariano Arango y coyunturas económicas. Las vendíamos con descuentos, dos por el precio de una, intentábamos captar clientes, difícil labor para un economista, no teníamos estrategia de mercadeo ni nada de eso, pero vendíamos, nos apoyaban y seguíamos adelante. También para recordar la "vitrina" que teníamos en la Sede Estudiantil, un viejo mueble que sirvió para guardar revistas, borradores e historia.

Tampoco olvidaré el Apartado Aéreo de la Revista, hoy día no recuerdo el número, pero sí recuerdo que íbamos a mirar qué había y sólo encontrábamos cuentas de cobro.

Creo que para muchos de nosotros Oikos significó, además del trabajo académico y editorialista de los artículos de los estudiantes, una puerta de entrada al CIE. Personalmente pasé a ser Asistente Editorial de Lecturas de Economía por un buen tiempo, donde de la mano de la querida profesora Alix Suárez se aprendió y trabajó mucho.

Creo haber dejado saldada las cuentas de la revista, sin deudas pero tampoco con reservas, no había de dónde. En mi biblioteca personal todavía reposan algunos números de las revistas 1 a la 9.

En fin, los agradecimientos son para todos, para los que iniciaron la idea, para los que trasegamos en la revista y para los que hoy la mantienen viva, ha sido un esfuerzo académico que ha valido la pena, que junto de la mano de los inmortales Jorge Pérez, Chucho Álvarez y Jairo Pérez, además de los queridos profes que aún trabajan en la Facultad , apoyaron este esfuerzo estudiantil que nunca olvidaremos.

A todos, mis felicitaciones.

Un abrazo,

Rodolfo Cano

 

Francisco Correa

Hola a todos

Leyendo a Rodolfo, con el cual trabajé en la revista siendo el director y yo  el editor, me acuerdo de esa revista No.  8,  la cual nos toco financiarla hasta con publicidad de toallas " nosotras", y  de licor  " Cerveza Pilsen", algo que para muchos no se vea bien, pero que para nosotros justificaba mantener el proyecto tan magnífico como ha sido la revista OIKOS.

Mis agradecimientos a quienes en su época mantuvieron ese proyecto vigente y, obviamente,  a quienes hoy   colocan su grano de arena en ese esfuerzo de seguir adelante con OIKOS.

Un abrazo a todos.

 

 

Liliana Gallego

Barcelona, 5 de agosto de 2008

Conmemoración a los 20 años de OIKOS

El acontecimiento que se conmemora debe contemplar un instante de reflexión sobre los retos a los cuales se enfrentan las publicaciones científicas en Colombia, pues no solo la calidad científica y editorial debe comandar proyectos como OIKOS. Se debe emprender esfuerzos en hacer visible la revista y los artículos que ella contenga, utilizando las nuevas herramientas que el mercado de las bases de datos especializadas ofrecen.

Es imperante primero publicar investigaciones científicas que aporten al país y segundo, dar a conocer a la comunidad internacional, de una forma responsable y profesional, las diferentes situaciones y estudios sobre fenómenos con las características propias de nuestro entorno.

Lo anterior puede lograrse canalizando el entusiasmo de los estudiantes, aprovechando ese sentido crítico tan propio de quienes se forman en nuestra querida alma mater, acercando la revista a quienes la ven distante y creando una red científica.

Los OIKOS, es decir, todos los que por algo tenemos que ver con la revista, debemos comprometernos porque este no es un proyecto del pasado, sino un reto que tal vez solo iniciamos. La experiencia adquirida por quienes conformamos alguna vez el comité debe ser un activo relevante en el futuro de la revista.

Felicitaciones a todos los OIKOS por la labor hecha con vocación, profesionalismo, esfuerzo y dedicación.

Agradecimientos a los múltiples colaboradores en la trayectoria de la revista.

Agradecimientos a quienes han escrito en la revista con responsabilidad profesional y comunicativa.

Saludos a todos los queridos colegas.

Liliana María Gallego Duque.

Estudiante de doctorado de Economía Aplicada Universidad Autónoma de Barcelona.



Esta publicación hace parte del Sistema de Revistas de la Universidad de Antioquia
¿Quieres aprender a usar el Open Journal system? Ingresa al Curso virtual
Este sistema es administrado por el Programa Integración de Tecnologías a la Docencia
Universidad de Antioquia
Powered by Public Knowledge Project